En varias oportunidades hemos hablado de estudios que han encontrado evidencia de que los entornos naturales pueden proporcionar muchos beneficios en la salud mental de las personas.

Ahora una nueva investigación sugiere que las copas de los árboles más frondosas y más espacios verdes podrían disminuir la morbilidad y la mortalidad de las poblaciones urbanas, sobre todo de aquellas con un nivel socioeconómico más bajo, donde las copas de las árboles también suelen ser menores.

Un programa para aumentar la cobertura de la copa de los árboles

Los investigadores de del Servicio Forestal del Departamento de Agricultura de EE. UU., con sede en Filadelfia, examinaron el impacto potencial del programa Greenworks Philadelphia, un plan que busca aumentar la copa de los árboles al 30 por ciento en toda la ciudad para 2025, sobre la mortalidad de los residentes.

El equipo estimó el número de muertes anuales que podrían evitarse con la aplicación de los cambios proyectados en tres escenarios en los que se aumenta la copa de los árboles en Filadelfia entre 2014 y 2025.

Menos muertes prematuras anuales

Y los resultados revelaron que solo aumentar la copa de los árboles urbano al 30 por ciento en todos los vecindarios de la ciudad podría prevenir 400 muertes al año. Sin embargo, también observaron que incluso un aumento por debajo del estipulado todavía tenía un efecto reductor de la mortalidad en la región.

En documento publicado en The Lancet Planetary Health, indican que un aumento de cinco puntos porcentuales en la copa de los árboles solo en áreas sin árboles podría evitar 302 muertes anuales. Asimismo, el el aumento de 10 puntos porcentuales en la cobertura de las copas de los árboles en toda la ciudad podría evitar alrededor de 376 muertes cada año.

Filadelfia tiene una cobertura de árboles promedio de 20 por ciento, según los datos de 2014. Michelle Kondo, una investigadora científica con sede en Filadelfia del Servicio Forestal del Departamento de Agricultura de EE. UU., dijo que el confinamiento de las últimas semanas reveló la necesidad de más espacios verdes públicos.

“Este estudio respalda la idea de que vale la pena aumentar los árboles y los esfuerzos de reverdecimiento urbano, incluso a niveles modestos, como medidas de promoción de la salud y de ahorro de costos”, dijo. Esta es la primera evaluación del impacto de una iniciativa para aumentar la cobertura de la copa de los árboles sobre la salud de toda la ciudad.

Referencia:

Health impact assessment of Philadelphia’s 2025 tree canopy cover goals. https://www.thelancet.com/pdfs/journals/lanplh/PIIS2542-5196(20)30058-9.pdf