La compañía constructora de cohetes y satélites, SpaceX, ha anunciado un nuevo avance en su proyecto Starlink. Ahora, dice que comenzarán los preparativos para trabajar con usuarios beta de servicio de internet en construcción.

El fundador y CEO de la empresa, Elon Musk, ha resaltado que este es apenas el primer paso de su programa. Con esto, se podrá medir la eficiencia de los avances que la empresa ya ha realizado y podrán definir cómo continuar a través de los datos que obtengan.

Primeramente, ¿qué es Starlink?

Antes de hablar de las pruebas beta que se avecinan para este proyecto es bueno recordar brevemente lo que este es. Básicamente, el proyecto Starlink busca crear una constelación de satélites alrededor de la Tierra que le permitan a la compañía ofrecer conexión a internet asequible en cualquier lugar del mundo.

Esta iniciativa tuvo sus primeros pasos en el 2015, cuando Musk la presentó al mundo. Sin embargo, no fue sino hasta el 2019 que se lanzó la primera carga de satélites al espacio. Este primer paquete constó de 60 satélites que llegaron a órbita gracias al cohete reusable Falcon 9, que ha sido el elegido para todas las misiones futuras.

Starlink ahora

Este 13 de junio SpaceX envió su más reciente carga del proyecto Starlink. Esta contó de 58 satélites que, al ponerse en órbita, ayudaron a la empresa a superar la barrera de los 500 satélites en el espacio, exactamente cuenta ahora con 538.

Con este número, la empresa considera que puede comenzar a prepararse para probar el servicio, pero este está lejos de ser el número final de satélites que SpaceX busca poner en órbita. De hecho, comenzaron con una propuesta de un total de 4 mil, y esta ya ha mutado primero a 12 mil y después a cantidades finales que rondan los 30 0 40 mil satélites.

Las postulaciones comienzan: Starlink se prepara para los usuarios beta

La empresa considera que puede ofrecer una cobertura “menor” con 400 satélites en órbita y “mediana” con unos 800. Ahora que se están comenzando a acercar a esta última cifra, se consideran aptos para empezar a buscar voluntarios para la última fase.

La empresa ha habilitado en su página un formulario de postulación que también es una subscripción a los contenidos de esta. De esta forma, los que se ofrezcan podrán conocer las novedades de compañía y serán notificados de inmediato, si son elegidos, cuando las pruebas beta vayan a iniciar. Mientras tanto, todos los postotulados deberían recibir el siguiente correo:

“Starlink está diseñado para ofrecer Internet de banda ancha de alta velocidad a ubicaciones donde el acceso ha sido poco confiable, costoso o totalmente inaccesible. Se espera que las pruebas beta privadas comiencen más adelante este verano, seguidas de las pruebas beta públicas, comenzando con latitudes más altas.

Si nos proporcionó su código postal, se le notificará por correo electrónico si hay oportunidades de pruebas beta disponibles en su área. Mientras tanto, continuaremos compartiendo con usted actualizaciones sobre la disponibilidad del servicio general y los próximos lanzamientos de Starlink”.

¿Quiénes se pueden postular?

Por los momentos, las pruebas beta solo estarán disponibles para las latitudes más altas de los Estados Unidos. Debido a lo que, solo quienes vivan en estas áreas podrán ser elegibles para el programa de pruebas.

El clima le sonríe al lanzamiento espacial de SpaceX y la NASA

¿Cuándo empezarán las pruebas beta?

Asimismo, se espera que estas den inicio en este verano o, a más tardar, a principios de otoño. Para estas fechas, SpaceX espera ya haber podido posicionar al menos 800 satélites en el cielo y así poder comenzar su primer ensayo.

Starlink abrirá nuevas posibilidades

Starlink ofrecerá Internet de banda ancha de alta velocidad a ubicaciones donde el acceso ha sido poco confiable, costoso o completamente inaccesible” SpaceX (@SpaceX) April 22, 2020.

Otro criterio que podría tener que ver con la elegibilidad de los postulantes es la conexión a internet regular que tienen disponible. Si esta es mayor a 100 Mbps es probable que no sean elegibles, ya que la meta de la empresa es llevar estas conexiones principalmente a zonas aisladas que de otro modo tendrían señales deficientes o incluso inexistentes.

Se espera que, en promedio, la conexión de Starlink pueda ofrecer 1 Gbps de descarga y 25 ms de latencia. Con esto, la señal podría permitir la ejecución tanto de videoconferencias como de videojuegos de alta gama.

A largo plazo, el funcionamiento de estos satélites también podría ser de gran utilidad durante eventos como catástrofes naturales, en las que las conexiones regulares suelen fallar. Por si fuera poco, la calidad de la señal y asequibilidad de esta en transportes marítimos y aéreos también podría mejorar con la ayuda de Starlink.

Más allá de las pruebas beta

Si todo sale bien, Musk espera comenzar a liberar el servicio en Estados Unidos y Canadá, cobrando aproximadamente 80 dólares al mes. Luego de esto, cuando la constelación se robustezca, el servicio se extenderá por el resto del mundo.

Musk espera recuperar su inversión en esta red dentro de unos 10 años. Mientras tanto, el dinero que se obtenga se irá utilizando para promover el desarrollo de otros planes de SpaceX como las misiones a y en Marte. Incluso, a futuro, Musk espera que sus satélites puedan servir como punto de comunicación entre la Tierra y las misiones en el planeta rojo.

Más en TekCrispy