El gobierno chino establece restricciones en las conexiones a Internet, el sistema conocido como Great Firewall, un sistema que monitorea las conexiones de los usuarios y censura el acceso a redes sociales como Facebook y Twitter. En este sentido, Zoom ha surgido como una alternativa durante la pandemia del COVID-19 ganando nuevos seguidores en China.

De acuerdo con Reuters, Zoom se está convirtiendo en el aliado de usuarios chinos, pues de acuerdo con la compañía, el número de usuarios de ese país, así como las descargas aumentaron considerablemente durante la pandemia de coronavirus, superando a aplicaciones de mensajería como WhatsApp o Google Meet que están bloqueadas por el “Gran Firewall”.

Millones de descargas desde el inicio de la pandemia

De acuerdo con la firma de investigación Sensor Tower, Zoom cuenta con 5,4 millones de descargas desde la tienda de Apple en China desde el 1 de enero, 11 veces el número durante el mismo período en 2019.

Actualmente las personas en China, tienen acceso a solo a ciertas aplicaciones autorizadas por el gobierno chino debido a sus restricciones, sin embargo, muchos podían a acceder a otras como Facebook, WhatsApp a través de una VPN, pero el gobierno ordenó a los proveedores de Internet el bloqueo de estos servicios.

Esto dejó a varios usuarios sin opciones, hasta que ahora Zoom, la popular plataforma de videoconferencias se ha vuelto su aliado, principalmente para las personas que difunden contenido “políticamente incorrecto” según el punto de vista del gobierno de ese país, que podría ser censurado en cualquier plataforma de Internet.

Desde iglesias clandestinas, hasta organizaciones activistas

“Zoom no es únicamente un software, pero sentimos que es mucho más accesible”, señala  Xiao Meili, una activista feminista que se comunicó a través de Zoom en abril durante la iniciativa #MeToo. Y continuó: “Anteriormente nos recomendaron la plataforma de conferencias Tencent pero pensamos que no podríamos compartir contenido sensible en esa plataforma”, refiriéndose a otras plataformas como WeChat.

Por su parte, el fundador de Humanitarian China con sede en Estados Unidos, Zhou Fengsuo, cuya cuenta fue suspendida recientemente, dijo acerca de Zoom:

Para nosotros, el mayor desafío ha sido cómo llegar a las personas dentro de China debido al cortafuegos, y Zoom por un tiempo parecía un rayo de esperanza.

Lu Pin, una organización feminista, propietaria de cuentas llamadas Feminist Voices en Weibo y WeChat, que fueron cerradas por las autoridades en 2018, dijo que Zoom era una forma de conectar una audiencia china con el mundo exterior.

El pasado 15 de mayo, Zoom se vio obligada a cerrar las cuentas individuales gratuitas en China, tras una petición del gobierno de Beijing. Los entes reguladores de China señalaron que desde ahora,  las compañías tendrán que proporcionar una licencia comercial emitida por los reguladores del mercado chino para comprar servicios de la plataforma de videoconferencias.