Giphy, la herramienta más popular de creación de GIF, o imágenes animadas, ahora ha pasado a ser parte del amplio portafolio de Facebook. El gigante de las redes sociales apenas ha concretado el trato y ya esto ha atraído la atención de las autoridades británicas.

Específicamente, la Autoridad de Competencia y Mercados del Reino Unido ha declarado que iniciará un proceso de investigación sobre la red social. Esto debido a que sospechan que esta última adquisición podría convertirse en un perjuicio para el mercado digital.

“Una disminución sustancial de la competencia”

Específicamente, los agentes reguladores han comentado que ven en esta acción una posible “disminución sustancial de la competencia en cualquier mercado o mercados en el Reino Unido”.

Este evento iría en contra de las leyes antimonopolio que impiden que una misma corporación acapare la oferta o los servicios de un sector del mercado. La mejor manera de mantener una economía saludable es promoviendo la libre competencia. Pero las acciones de Facebook parecen estar apuntando a anularla, un detalle que las autoridades no piensan permitir.

El acuerdo

Como consecuencia, las autoridades británicas han decidido estudiar el acuerdo a través del cual Facebook pudo adquirir Giphy. De este modo, podrán determinar si el movimiento de la red social de verdad afectará el derecho a la libre competencia de los otros ofertantes en el mercado.

Facebook crea una red social pararela donde los usuarios son bots que imitan humanos

Un detalle importante a mencionar es que incluso antes de la compra, al momento del acuerdo, la mitad del tráfico que quería esta herramienta provenía de aplicación de Facebook. Por esto, de todos modos, incluso después de la compra, los principales clientes de esta serán Messenger y WhatsApp. Ahora, la duda está en determinar si esa otra mitad podrá continuar accediendo a la herramienta o no.

La compra

El evento como tal se dio el mes pasado y se pautaron 400 millones de dólares como el precio a pagar para adquirir Giphy. La meta final de Facebook, según han comentado, es la de incluso incorporar por default la herramienta en sus plataformas, como por ejemplo Instagram. Pero, por los momentos, esto no se podrá, al menos durante la investigación, el Reino Unido ha solicitado a la red social que mantenga a su reciente compra como un negocio independiente de sus actividades regulares.

Más en TekCrispy