La desinformación es uno de los males que aquejan al mundo en la actualidad. Desde la aparición de este problema ha sido difícil trazar una línea divisoria clara entre esta y el simple derecho al libre discurso.

Particularmente, esta polémica se ve fuertemente reflejada en países como los Estados Unidos, donde su hace énfasis en la libertad de expresión. Redes sociales como Twitter están al tanto de esta situación. Por esto, han buscado formas de poner su grano de arena en la lucha contra la desinformación sin entrar en el campo donde se lo pueda acusar de coartar las libertades individuales.

Debido a esto, su nueva iniciativa para fomentar que sus usuarios lean los artículos publicados antes de compartirlos y comentarlos les presenta a estos una simple opción.

¿No prefieres leerlo primero?

A pesar de que esta no es la pregunta explícita que realiza Twitter, la empresa durante un comunicado sí ha declarado que preguntará a sus usuarios si no prefieren abrir primero el enlace (y por consiguiente leerlo) antes de retuitearlo en la plataforma.

Luego de que se les presente este mensaje, los tuiteros tendrán la oportunidad de decidir e incluso podrán continuar con su posteo si así lo prefieren. En un principio, puede parecer entonces que esta medida tomada por Twitter es un poco laxa o que podría no tener tanto efecto.

Sin embargo, como el interés de la empresa no es censurar, han usado esto como un método para crear “fricción” en el proceso de retuiteo. De esta forma, esperan poder por lo menos instar a algunos usuarios a reflexionar antes de compartir un contenido que simplemente no conocen.

Promoviendo la discusión informada

Asimismo, dentro del comunicado la empresa también mencionó que una de sus metas con esta medida es “promover la discusión informada”. Con esto, esperan poder ayudar a combatir la creciente desinformación que se esparce por las redes sociales y así contar con usuarios más conscientes que se apropian y entienden verdaderamente las implicaciones y alcance de los contenidos que publican o comparten.

Lleva tus tweets a Instagram fácilmente con Twiger

Por los momentos, esta iniciativa empezará un periodo de prueba solo con algunos usuarios en Android. Si todo sale como se espera, entonces se comenzará a hablar de llevarla al resto de los formatos de la plataforma.

La ciencia lo dice

Este problema que Twitter ha tratado de abordar sutilmente no se trata de una situación de la actualidad. De hecho, 4 años atrás este ya era un fenómeno digno de ser estudiado. Las respuestas encontradas por un grupo de científicos de la Universidad de Columbia y de Microsoft en el 2016 aún reflejan las tendencias de la actualidad. Entre estas, fue posible notar que el 59% de los enlaces que se publican en Twitter no han recibido ni un solo clic antes de ser compartidos. En resumen, no los han leído.

La práctica lo comprueba

La comprobación de esta situación llegó en el 2018, cuando una publicación del Science Post, un portal de noticias científicas falsas, llamada “Estudio: el 70% de los usuarios de Facebook solo leen el titular de las historias de ciencia antes de comentar” obtuvo más de 127 mil retuits en Twitter.

¿El problema? La mayor parte del texto, además del párrafo inicial, –que también contiene solo una repetición de oraciones y paráfrasis del título–, el resto del texto es apenas relleno generado automáticamente (lorem ipsum). La cantidad de veces que este artículo se compartió comprobó cómo, en efecto, cualquier información puede hacerse viral en la red sin siquiera tener un contenido real que la sustente.

Referencia:

Social Clicks: What and Who Gets Read on Twitter? https://hal.inria.fr/hal-01281190

Más en TekCrispy