Ya hemos visto que COVID-19 es una enfermedad que puede afectar una gran cantidad de órganos, aunque los más mencionados son los pulmones. En la primera mitad del 2020 vimos cómo muchas personas enfermaron gravemente al punto de ser incapaces de respirar por sí mismas, y cómo los ventiladores mecánicos existentes se hicieron insuficientes en medio de la pandemia.

Algunos pueden necesitar ayuda respiratoria incluso después de la infección, mientras que otros necesitan trasplantes de pulmón para poder continuar con su vida. Pero informes recientes han dejado nueva evidencia de lo grave que puede llegar a ser esta enfermedad.

Y es que la semana pasada una mujer tuvo que recibir un doble trasplante de pulmón debido a que el coronavirus los había destruido por completo, dejándola incapaz de respirar por sí sola.

Mujer sana y sin enfermedad subyacente

Se trata de una mujer hispana de 20 años que vivió en Carolina del Norte, pero que recientemente se había mudado a Chicago para trabajar. Los médicos dijeron que no tenía ninguna enfermedad subyacente, y estaba sana antes de contraer el coronavirus, aunque había tomado un medicamento que suprimió un poco su sistema inmunitario. Sin embargo, aún no está claro si esto en particular la hizo más vulnerable frente a la infección.

Imagen de rayos X de los pulmones de la paciente antes de la operación. Fuente: Northwestern Medicine.

La mujer, cuyo nombre no ha sido revelado para proteger su identidad, estuvo enferma durante dos semanas con COVID-19, pero para el 26 de abril debió ser hospitalizada. Casi enseguida requirió un respirador, y a pesar de ello, su condición siguió empeorando, por lo que los médicos la conectaron a una máquina que bombea oxígeno directamente al torrente sanguíneo.

Sin embargo, no hubo mejoría, y sus pulmones se inflamaron a tal punto que empezaron a presionar su corazón y a afectar su hígado, dando señales inequívocas de que no habría punto de retorno.

Cirugía desafiante

Uno de los pulmones extraídos de la paciente durante la cirugía de trasplante. Fuente: Northwestern Medicine.

Mientras tanto, los doctores se preguntaban qué paso seguir. ¿Desconectar a la paciente y dejarla morir ante el grave daño orgánico? Esta era la opción que habían seguido muchos especialistas en centros saturados de casos, pero esta vez la decisión fue otra. La pusieron en lista de espera para un trasplante, cuando ya no había rastro viral del SARS-CoV-2 en sus muestras. Por fortuna, identificaron rápidamente un donante compatible, y procedieron con la operación.

La cirugía duró 10 horas y fue muy desafiante para los especialistas encargados. Este tiempo excede el habitual para los trasplantes de pulmón, pero según el Dr. Ankit Bharat, el jefe de cirugía torácica y director quirúrgico del programa de trasplante de pulmón en Northwestern Medicine, la inflamación había dejado los pulmones de la joven paciente “completamente enyesados ​​en el tejido que los rodea, el corazón, la pared torácica y el diafragma”.

Un pronóstico prometedor

La mujer sigue conectada a un respirador ya que los músculos de su pecho han quedado demasiado débiles para respirar tras su largo período enferma. Ahora está tomando medicamentos inmunosupresores para su cuerpo no rechace el trasplante, y aunque aún le queda un largo camino de recuperación y cuidados que recorrer, su pronóstico promete ser bueno.

“Estamos anticipando que tendrá una recuperación completa”, dijo el Dr. Rade Tomic, director médico del programa de trasplante de pulmón del hospital.

No todos los pacientes pueden recibir trasplantes

Muy pocos sobrevivientes de COVID-19 han recibido trasplantes de pulmón en China y Europa. Y este en particular parece ser el primer procedimiento de este tipo en Estados Unidos, pero lo cierto es que no es aplicable a todos los pacientes de COVID-19 con daño pulmonar.

“Quiero enfatizar que esto no es para todos los pacientes de Covid”, dijo el Dr. Bharat. “Estamos hablando de pacientes que son relativamente jóvenes, muy funcionales, con condiciones mínimas o nulas de comorbilidad, con daño pulmonar permanente que no pueden salir del ventilador”.

Ciertamente esta podría ser una opción viable para salvar vidas durante la pandemia, pero tiene ciertas limitaciones. Además de los criterios para escoger los pacientes, la disponibilidad propicia de los pulmones para poder proceder.

Referencia:

Covid-19 Patient Gets Double Lung Transplant, Offering Hope for Others. https://www.nytimes.com/2020/06/11/health/coronavirus-lung-transplant.html