Reuters

El Neodimio, es un mineral que se encuentra oculto en múltiples equipos, desde la batería de tu smartphone, el disco duro de tu computadora, imanes, en el tubo de rayos catódicos de tu TV, lámparas fluorescentes entre otros. Sin embargo, muchos desconocen de este mineral, identificado como Nd en la tabla periódica, pero que sin duda podría ser importante en el futuro de los coches eléctricos.

De acuerdo con la descripción oficial de la tabla periódica, el Neodimio es un mineral que pertenece al grupo de tierras raras cuyo símbolo es Nd y su número atómico 60, fue descubierto por Carl F. Auer von Welsbach, un científico alemán, en 1885. Sin embargo, fue el profesor Allan Walton, de la Universidad de Birmingham, director de la firma Hypromag quien ha descubierto otras utilidades del Neodimio a partir los viejos discos duros de computadoras.

Múltiples utilidades del Neodimio en la vida diaria

“El neodimio es responsable de la mayoría, si no de todo, del crecimiento de la demanda de tierras raras en este momento”, dijo Roderick Eggert, subdirector del Instituto de Materiales Críticos de la Escuela de Minas de Colorado.

Pero ¿qué son tierras raras?, en la tabla periódica se les conoce como “Mineral de tierras raras” a aquellos que se utilizan en nuevas tecnologías, este es un grupo de minerales, 17 elementos según la tabla periódica que a su vez se clasifican en tierras raras pesadas o tierras raras ligeras, dependiendo de su peso atómico.

Aunque a simple vista no se entienda, parte de estos minerales se utilizan en componentes actuales de nuestra vida diaria, principalmente los metales magnéticos de tierras raras: disprosio, neodimio y praseodimio.

De acuerdo con un reporte de CNBC en 2018, los metales de tierras raras se encuentran en imanes responsables de que un iPhone vibre, los AirPods reproduzcan música, las turbinas eólicas generen energía y del giro de turbinas de un motor de un Tesla Model 3. Los potentes imanes capaces de ejecutar esto, surgen de la combinación del neodimio con hierro y boro.

Importancia de los imanes de tierras raras en los coches eléctricos

Los coches eléctricos cuentan con dos tipos de motores: motores de bobinas (con hilo de cobre) y los de imanes permanentes, es aquí donde entran metales de tierras raras como el neodimio. En este sentido, muchas investigaciones señalan que, el uso de imanes permanentes se traduce en motores potentes y eficientes con menos componentes electromagnéticos.

Estos imanes surgen de combinaciones de metales ligeros de tierras raras que impulsan los vehículos eléctricos EV y BEV híbridos. Según un reporte de Trend Investing el 16 de octubre de 2017, el pronóstico de demanda de tierras raras por parte de UBS aumentará en 6.55 veces en un mundo dominado al 100 por ciento por coches eléctricos.

Los imanes de tierras raras son los más poderosos de todos los imanes conocidos por el hombre, y utilizan principalmente neodimio y praseodimio (NdPr).

Debido al auge de la demanda de coches eléctricos,  los metales magnéticos usados para el motor de estos coches también aumentan su valor. De hecho, algunos estudios afirman que: “Las tierras raras son las vitaminas necesarias para el cambio de una economía basada en el carbono a la nueva economía electrónica del siglo XXI”.

Por esta razón, China  es el país que domina los recursos y el uso de tierras raras, deteniendo su exportación, a su vez, también ha avanzado con éxito en la cadena de suministro de uso final.

No obstante el uso de los imanes de tierras raras sigue incrementando, ya que según el grupo de investigación de mercado IMARC:

“Se pronostica que en un par de décadas tendremos un millón de vehículos eléctricos en la carretera en los EE.UU. Y eso provocará un aumento de la demanda de neodimio”.

Pero, no todo es color de rosa: Relación precio-valor y contaminación

Si bien, el neodimio es uno de los minerales de tierras raras más cotizado, los especialistas señalan que este aumentará su valor con el paso del tiempo, al mismo tiempo, este mineral supone un gran peligro para el medio ambiente.

Informes sugieren que el neodimio puede ser distribuido en el medio ambiente mediante industrias productoras de petróleo, desechos de los equipos domésticos, que posteriormente se acumulará en el agua de los suelos, incrementando la concentración de este mineral en humanos, animales y partículas del suelo.

Es por esto que desde hace años, muchos fabricantes de vehículos buscan limitar el uso de este tipo de metales. Reportes afirman que el neodimio se ha convertido en un auténtico monopolio (el 80% del mercado mundial),  aumentado su precio considerablemente en los últimos años, lo que además de impulsar el precio de los coches eléctricos, también impulsa la minería ilegal.

Toyota, una de las principales automotoras en prescindir el uso del Neodimio, afirma que la demanda de este mineral excedería la oferta en 2025. Es por esto que actualmente el 50 por ciento del neodimio se ha sustituido por lantano y cerio, otras variantes de tierras raras pero 20 por ciento más baratos.

Solución ecológica del profesor Walton

Es aquí cuando entra el profesor Walton y una solución poderosa, que garantizaría seguir utilizando el Neomidio a un menor costo, con solo reciclar tus viejas computadoras. Y es que junto a Rex Harris, descubrieron que al correr gas de hidrógeno en estos discos duros puede convertir los imanes en polvo que puede reutilizarse.

Así lo explican en el portal Hypromag:

Nuestro objetivo es desarrollar una cadena de suministro de reciclaje completo para imanes de tierras raras basada en neodimio hierro boro (NdFeB). Hypromag ha licenciado la tecnología patentada llamada HPMS (Procesamiento de hidrógeno de la chatarra magnética) desarrollada en el Grupo de materiales magnéticos (MMG) de la Universidad de Birmingham.

Hypromag

De acuerdo con los científicos, este polvo de NdFeB (Neomidio, Hierro, Boro), que se extrae de estos productos chatarras como discos duros, tiene una forma de aleación que puede volver a comercializarse en nuevos imanes de tierras raras.

Los creadores aseguran que esta es una excelente oportunidad de negocio, puesto que existe una gran demanda a nivel global de este mineral, como mencionamos arriba, además de ser una solución ecológica que no afectará al medio ambiente.

La compañía señaló que está a la espera de cerrar un acuerdo con la compañía automotriz británica Bentley, así mismo, informó haber recibido una subvención de más de US$3,3 millones de Innovate UK y una inversión de US$637.000 por parte de Mkango, una mina africana.

Aunque es una gran iniciativa y oportunidad para seguir produciendo motores poderosos para coches eléctricos, Hypromag señala que esta solo satisfará una fracción de la creciente demanda de estos imanes de tierras raras.