El síndrome de hipertensión y braquidactilia (HTNB), también conocido como síndrome de Bilginturan en honor a su descubridor, es una rara afección caracterizada por presión arterial muy elevada y dedos anormalmente cortos.

Fue descubierto apenas en 1970, y estudiarlo no ha sido una tarea fácil, pero un equipo de 40 investigadores de Berlín, Bochum, Limburgo, Toronto (Canadá) y Auckland (Nueva Zelanda) ha logrado avanzar en esta tema.

Dedos cortos y presión arterial elevada

En la década de 1970, un equipo de investigadores se topó con una familia turca de un pueblo cercano al Mar Negro, cuyos miembros tenían dedos inusualmente cortos y presión arterial excesivamente alta, incluso doblando la de las personas sanas.

Desde entonces se han identificado otras familias, y se ha observado que las personas con esta condición suelen morir alrededor de los 50 años de edad, por lo general a causa de un derrame cerebral.

El síndrome de Bilginturan ha sido asociado a una mutación genética en el gen que codifica una enzima llamada fosfodiesterasa 3A, o PDE3A, la cual se encarga de regular la presión arterial y el crecimiento de los huesos. Sin embargo, no se había encontrado evidencia suficiente de ello hasta ahora.

El síndrome en ratas se presenta casi igual que en los humanos

En la nueva investigación, los científicos trabajaron con dos modelos animales: ratones genéticamente modificados en los que la enzima humana PDE3A era hiperactiva; y un modelo de rata en el que se habían alterado nueve pares de bases en una región del gen PDE3A mutado en el síndrome, llamado punto caliente de mutación.

Los ratones tenían la presión arterial extremadamente alta en comparación con los animales de control. Pero el síndrome en las ratas se presentó de manera mucho más similar a los humanos. “No solo sufrían de presión arterial alta, sino que los dedos de sus pies delanteros se acortaron significativamente, de manera similar a los dedos de las personas con el síndrome”, señaló Ercu.

Los estudios con tomografía microcomputada revelaron un bucle prominente en los vasos cerebrales de las ratas que también se encuentra en personas que padecen este síndrome, lo cual significó una evidencia convincente de que el síndrome es causado por una mutación en el gen PDE3A.

“Nuestro modelo de rata proporciona, en mi opinión, una prueba definitiva de que el síndrome es causado por una mutación en el gen PDE3A”, dijo Klußmann.

Un posible tratamiento para el síndrome de Bilginturan

A raíz de sus resultados, los investigadores han desarrollado un enfoque para tratar este síndrome: un medicamento llamado riociguat, que ya fue aprobado previamente para tratar la hipertensión pulmonar, según indicó Klußmann.

Riociguat funciona activando una enzima que produce una molécula de señalización capaz de amortiguar la PDE3A hiperactiva y reducir la presión arterial. “La presión arterial de las ratas a las que administramos un derivado de riociguat cayó a un nivel normal”, dijo el autor.

En el mercado también existen otros inhibidores de PDE3A, pero no son adecuados como un tratamiento a largo plazo ya que puede generar efectos secundarios de atención.

Referencia:

Overactive enzyme causes hereditary hypertension. https://medicalxpress.com/news/2020-06-overactive-enzyme-hereditary-hypertension.html

Escribir un comentario