A pesar de que algunos han encontrado ciertos efectos positivos en el uso de cannabis para manejar el dolor y afecciones como el trastorno de estrés postraumático, la opinión científica en general sigue manteniéndose escéptica. Y no sin razón, ya que esta droga también se ha vinculado con problemas de salud como accidente cerebrovascular.

Pues bien, tras haberse legalizado en algunos lugares como Canadá, se registraron algunos casos de niños intoxicados con cannabis contenida en comestibles, como informamos el año pasado.

Ahora una nueva investigación presentada las autoridades canadienses revela que la mayoría de los incidentes de intoxicación por cannabis que involucran niños ocurrieron como consecuencia de su uso intencional combinado con alcohol, drogas ilícitas y/o medicamentos.

Intoxicaciones con cannabis durante los tres años de legalización

Un equipo de investigadores decidió observar con detalles los casos de intoxicaciones de niños y jóvenes en el BC Children’s Hospital en Vancouver durante tres años previos a la legalización del uso recreativo del cannabis en Canadá.

Ubicaron los casos que llegaron al departamento de emergencias del hospital entre el 1 de enero de 2016 y el 31 de diciembre de 2018, extrayendo información de informes médicos y registros de salud. De esta forma, pudieron conocer las características particulares de los pacientes, así como determinar dónde y cuándo habían consumido cannabis y cualquier otra sustancia.

Cannabis mezclada con otras sustancias

Descubrieron que 114 de las intoxicaciones tratadas en BC Children’s durante tres años (12.5 por ciento de todos los casos) fueron el resultado del consumo intencional de cannabis, y 71 por ciento de ellas se debieron a su consumo combinado con otras sustancias como alcohol, drogas ilícitas y medicamentos. La mayoría de los casos correspondían a jóvenes que cannabis y bebían alcohol en residencias privadas con sus amigos.

Los investigadores destacaron que todas las ingestas voluntarias ocurrieron en el hogar de los implicados, pero más importante aún, involucraron cannabis perteneciente a los padres o hermanos de los pacientes. Esto sugiere una evidente falta de supervisión y de cuidado sobre un producto destinado a los adultos.

También resaltaron que casi la mitad de las intoxicaciones que ocurrieron solo por cannabis fueron reportadas por familiares o amigos del paciente. En cambio, las intoxicaciones que ocurrieron por la mezcla de sustancias fueron informadas con mayor frecuencia por los espectadores.

Consumo inadvertido

Por último, menos de 10 intoxicaciones ocurrieron como consecuencia de ingestas inadvertidas de niños con una edad promedio de tres años. Entre los productos con cannabis ingeridos por accidente se incluían comestibles, tópicos y cigarrillos de cannabis.

En Canadá, el gobierno legalizó el uso de cannabis recreativo en octubre de 2018 y en forma de comestibles, tópicos y extractos en octubre de 2019. Pero ante estos numerosos incidentes de intoxicación en niños y adolescentes, resulta necesario indagar mucho más en sus efectos, sobre todo porque en los niños puede causar efectos secundarios más graves.

Referencia:

Original quantitative research – Setting the baseline: a description of cannabis poisonings at a Canadian pediatric hospital prior to the legalization of recreational cannabis. https://www.canada.ca/en/public-health/services/reports-publications/health-promotion-chronic-disease-prevention-canada-research-policy-practice/vol-40-no-5-6-2020/setting-baseline-description-cannabis-poisonings-pediatric-hospital-legalization-recreational-cannabis.html