Este miércoles Intel se ha encargado de anunciar la llegada al mercado de sus procesadores Intel Core con tecnología Intel Hybrid. Durante la CES 2019, la empresa ya se había encargado de presentar esta nueva generación de procesadores bajo en nombre código Lakefield.

Con esta nueva gama, llega también al escenario el nuevo sistema de empaquetado 3D de Foveros de Intel. Gracias a este, los chips presentarán un tamaño menor sin tener que sacrificar ningún componente vital, lo que los hará igual y hasta más eficientes que sus predecesores.

La llegada de este procesador al mercado significa el inicio oficial de la competencia entre este y los líderes actuales, los procesadores Snapdragon ARM de Qualcomm. Se espera que las nuevas utilidades y funciones de estos procesadores logren convertirse en una alternativa equivalente a estos equipos, siendo la menta final de Intel comenzar a ganar poco a poco más terreno en este mercado.

Menor tamaño, mejor desempeño

Los nuevos procesadores Intel Core vendrán equipados por un núcleo principal de Sunny Cove de 10nm y cuatro núcleos Atom de 10nm. Su nueva distribución hace que el área del paquete sea un 56% más pequeña que en versiones anteriores. Asimismo, se ha eliminado la necesidad de una memoria externa.

Como consecuencia, la placa, de ahora apenas 12x12x1 mm es un 47% más reducida que sus predecesoras. A pesar de esta reducción en las dimensiones, la duración de la batería se ha expandido. Además, el procesador sigue siendo totalmente compatible con el sistema operativo Windows 10.

La potencia de la CPU híbrida

Cuando hablamos específicamente de la tecnología híbrida de Intel, podemos ver que esta desde el CPU ofrecerá un rendimiento 24% más eficiente en su potencia del SoC. Igualmente, su rendimiento con uso intensivo también subirá al menos un 12%. Todo esto gracias a que el sistema Intel Hybrid permitirá una comunicación en tiempo real entre el CPU y el programador del sistema operativo.

Thunderbolt 4.0 de Intel, con 40 Gb/s y soporte USB 4 es oficial

Procesa y reproduce contenidos audiovisuales de mejor calidad

Por su parte, la Inteligencia artificial de quinta generación (IA5) también hace su debut en los procesadores Intel Lakefield. Con esta, el rendimiento del Intel UHD se duplica gracias a la acción del cálculo flexible del motor del GPU. Como consecuencia, nos encontramos con un equipo capaz de mejorar la resolución de las imágenes 1.7 veces y la estilización de los videos a través de la IA con los gráficos Gen11.

Conectividad avanzada

Finalmente, la nueva gama de procesadores ofrecerá a los equipos que la utilicen la posibilidad de conectarse con las redes Intel Wi-Fi 6 e Intel LTE. Se espera que, como resultado, elementos como transmisiones en vivo o videoconferencias online se puedan experimentar sin interrupciones.

¿Dónde los veremos en acción?

Por los momentos, solo se ha podido confirmar la llegada de estos procesadores en un par de equipos de empresas reconocidas internacionalmente. El primer dispositivo en portar esta nueva generación parece que será la Samsung Galaxy Book S que retrasó su llegada del 2019 al 2020. Ahora, se espera que llegue al Reino Unido en durante este junio y que cueste alrededor de 999 euros.

Asimismo, el segundo equipo en apostar por la tecnología Intel Lakefield ha sido la Lenovo ThinkPad X1 Fold, la primera laptop flexible del mundo. Esta fue presentada durante la CES 2020 y se espera que pueda llegar al mercado a finales de este año.

Más en TekCrispy