Gone With the Wind’ sale del servicio de transmisión de HBO Max por una crítica del guionista de ‘12 Years a Slave’, sumado a los tiempos que corren con el movimiento de Black Lives Matter y la muerte de George Floyd en Estados Unidos. Tal como afirma el escritor y ganador del Oscar, John Ridley, mencionando que la película hace una “evidente demonización” de la raza afroamericana y una errónea representación de la ola de esclavitud del siglo pasado.

Esto según una entrevista con LA Times, donde el ganador del Oscar por su trabajo en ‘12 Years a Slave’, describe a ‘Gone With the Wind’ como una película que no solamente ignora los horrores de la esclavitud. También se detiene para “perpetuar uno de los estereotipos más dolorosos” de las personas afroamericanas, algo que claramente atraería la crítica de muchos tras el asesinato de Floyd y el levantamiento de masas que se realiza en EE.UU.

En un momento en el que todos consideramos qué más podemos hacer para combatir la intolerancia y la desigualdad, pediría que todos los proveedores de contenido revisen sus bibliotecas y se esfuercen de buena fe para separar la programaciones que podrían considerarse como una evidente demonización en su representación.

Es por esta razón que HBO le tomó la palabra, respondiendo tanto al guionista como a sus usuarios, que efectivamente se trata de una representación errónea de las personas afroamericanas, algo que “estaba mal entonces y está mal hoy en día”. Por lo que solicitan el perdón de sus suscriptores por mantener este título en los tiempos que corren, mientras afirman que la película regresaría eventualmente, solo que con una discusión histórica a modo de documental y “una denuncia de sus representaciones”.

Esto debido a que “hacer lo contrarío significaría que estos prejuicios nunca existieron”, aquellos que tanto generaron controversia durante finales de la década de los 30, ocasionando que tanto escritores como activistas e incluso periodistas de aquel entonces se opusieran a dicha cinta. Por otro lado, ‘Gone With the Wind’ contrajo una buena recepción de la mayoría del público norteamericano, concediéndole hasta ocho Oscars pese a las críticas con respecto a cómo se ve representada la población afroamericana.