Cuando era más que evidente que el distanciamiento social era la única manera de frenar la propagación de COVID-19, los expertos estaban conscientes de que la economía no sería la única afectada. Existe buena evidencia de que el encierro y la falta de conexión con otros puede estimular sentimientos de incertidumbre y soledad, y aumentar la ansiedad y depresión entre las personas.

Uno de los grupos más vulnerables en esta pandemia son los adultos mayores, que además de tener un mayor riesgo de enfermar gravemente de COVID-19, también son propensos a experimentar consecuencias psicológicas intensas.

Consultas médicas no relacionadas al COVID-19 disminuyen durante la pandemia

Ahora un estudio en el que participaron investigadores de la Universidad de Bar-Ilan y la Universidad de Haifa ha arrojado nueva evidencia sobre este tema. En su documento en American Journal of Geriatric Psychiatry explican que la soledad causada por la pandemia en adultos mayores ha causado mayor ansiedad, depresión, y síntomas de trauma.

La edad subjetiva influye en los efectos psicológicos de la pandemia

Los investigadores descubrieron que, además de la mayor prevalencia de síntomas psiquiátricos en adultos mayores por la pandemia, el efecto era aún más acentuado en aquellos que se sentían mayores que su edad cronológica. En cambio, los que se sintieron subjetivamente más jóvenes que su edad cronológica no mostraron síntomas psiquiátricos relacionados con la soledad.

“La forma en que los adultos mayores perciben la vejez y su propio envejecimiento puede ser más importante para su supervivencia y bienestar que su edad cronológica”, dijo el profesor Amit Shrira, del Programa de Gerontología del Departamento Interdisciplinario de Ciencias Sociales de la Universidad de Bar-Ilan.

Los resultados ciertamente coinciden con lo esperado. En vista de ello, Shrira recomienda brindar asistencia y comunicación continua a las personas mayores dentro del hogar. Conversar con frecuencia, ya sea con familiares, cuidadores e incluso personas extrañas pueden ayudarlos a aliviar o prevenir la sensación de soledad profunda.

Cuando los adultos mayores pueden compartir sus experiencias y sabiduría se sienten más valiosos, y esta es un arma poderosa en una situación de vulnerabilidad emocional para los seres humanos.

Por otro lado, estudios como este pueden ser de gran utilidad para identificar aquellos adultos mayores con mayor riesgo de desarrollar síntomas psiquiátricos en medio de la crisis por COVID-19. Asimismo, puede ayudar a avanzar en el desarrollo de mejores estrategias para futuras pandemias.

Referencia:

COVID-19 Related Loneliness and Psychiatric Symptoms among Older Adults: The Buffering Role of Subjective Age. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S106474812030347X?via%3Dihub

Más en TekCrispy