Autoridades fiscales federales de Nueva York han solicitado al gobierno británico que el príncipe Andrés responda sus preguntas relacionadas con la investigación criminal que involucra la red de abuso sexual liderada por Jeffrey Epstein.

Quienes estén familiarizados con el caso Epstein, sabrán específicamente por qué las autoridades americanas han tenido que levantar una solicitud a través de un Traslado de Asistencia Legal Mutua (TALM) para conseguir un testimonio del príncipe Andrés. Sin embargo, para aquellos que no tienen ni idea, la docuserie de Netflix, ‘Jeffrey Epstein: Filthy Rich’, ya está disponible.

De acuerdo con las declaraciones de las autoridades, solicitar testimonios a través de un Traslado de Asistencia Legal Mutua no es lo que se acostumbra, pero, el objetivo de todo esto es poder asegurar que la investigación pueda desarrollarse de la forma más exhaustiva posible.

Justicia para las víctimas

Desde que el tráiler de la producción de Netflix se dio a conocer a mediados de mayo, se veía venir que muchos fantasmas resurgirían. Casi como lo que está pasando con las personalidades de ‘Tiger King’, Joe Exotic y Carole Baskin, pero está vez mucho más serio.

Para darles un poco de contexto, Jeffrey Epstein fue denunciado por un número mayor a 40 mujeres por abuso sexual y prostitución. Sin embargo, gracias a la docuserie del gigante del streaming otros grandes nombres como el del príncipe Andrés, el duque de York, entre otros han sonado fuerte y claro cuando al “disfrutar de los servicios sexuales de niñas menores de edad” se refiere.

Hasta el momento, el Palacio de Buckingham ha declinado a hacer comentarios sobre la solicitud de los fiscales americanos de interrogar al príncipe Andrés. Aunque, un portavoz del Ministerio del Interior del Reino Unido aseguró que no podía confirmar ni negar la existencia de la solicitud de un TALM.

Por otro lado, una fuente cercana al equipo legal del príncipe le aseguró a NBC News que las discusiones legales están sujetas a estrictas políticas de confidencialidad.

“Hemos optado por cumplir con la letra y el espíritu de estas reglas, por lo que no hemos hecho ningún comentario sobre nada relacionado con el Departamento de Justicia durante el transcurso de este año. Creemos en jugar al bate directo”.

Aunque Epstein aparentemente se suicidó en agosto del año pasado, mientras esperaba su juicio por cargos de tráfico sexual, los fiscales prometieron continuar con la investigación, tan solo para darle justicia y paz a las víctimas.

Escribir un comentario