El cambio climático paulatinamente ha ido aumentando las temperaturas del mundo. Debido a esto, la fauna ha comenzado a hacer cambios en su comportamiento y las criaturas han comenzado a trasladarse a espacios a los que antes no podía o no querían acceder.

Un ejemplo de esto se trata de la llegada de los mosquitos al sur de los Estados Unidos, área que antes no podían alcanzar ya que las temperaturas no eran lo suficientemente cálidas. Ahora, con la llegada de estos insectos, enfermedades como la malaria, el dengue y el zika comienzan a ser un problema para la población estadounidense.

Para poder solucionar esto, la empresa de biotecnología británica Oxitec ha propuesto utilizar la naciente disciplina de edición genética para alterar el ADN de los mosquitos y así lograr controlar las poblaciones de estos.

Todo empezará este verano

Efectivamente, la propuesta de Oxitec ha sido aceptada por los Estados Unidos e incluso ya han conseguido un permiso de experimentación. La Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) de EE.UU. ha sido la emisora de esta autorización.

En él, se refleja el permiso explícito para que la empresa libere semanalmente lotes de sus mosquitos genéticamente modificados (GM) destinados a actuar con reguladores de la población salvaje que prolifera en el territorio. Esto se realizará específicamente tanto en Florida como en Texas, como un experimento, durante los próximos 2 años.

El “sexo mortal”

Este “sexo mortal” es el medio por el que la empresa espera poder ser capaz de controlar la población de mosquitos. Para que este funcione, las hembras de la especie, Aedes aegypti, deberán procrear con los machos mutantes, clasificados como OX5034, liberados por la compañía.

Los cambios realizados en su ADN hacen que la descendencia femenina de estos no pueda sobrevivir. Como consecuencia, poco a poco la población de hembras disminuiría y también entonces la cantidad de nuevos mosquitos en el ambiente.

Por si fuera poco, solo las hembras de la especie pican a los humanos. Por lo que, los machos mutantes y su descendencia masculina no se convertirán en transmisores de enfermedades. Gracias a este sistema, las poblaciones silvestres de mosquitos deberían colapsar en ese periodo de dos años.

Un riesgo alto

A pesar de que esto en papel parece ser una buena idea, y de que en pruebas de laboratorio ha funcionado efectivamente, no es posible asegurar que vaya a pasar lo mismo en la naturaleza. De hecho, intentos similares en otras partes del mundo, como Brasil, han resultado en fracaso e incluso en la sospecha de la creación de una especie de súper mosquito más resistente y difícil de eliminar.

Los científicos tras la iniciativa de Oxitec están conscientes de esto. Por lo que saben que su experimento se debe llevar a cabo con extrema precaución. Pero, si todo sale bien, su propuesta podría terminar convirtiéndose en un enorme beneficio para la sociedad y salvaría las vidas de millones que podrían haberse visto afectados por las enfermedades que transmiten los mosquitos.

No todos están a favor

A pesar de que el experimento ya cuenta con la aprobación de los organismos de gobierno, Oxitec ha sido fuertemente criticado por otras organizaciones no gubernamentales como Friends of the Earth.

Esta denuncia que la empresa no ha tomado las debidas precauciones de bioseguridad. Para esto, cita como ejemplo el primer intento de Oxitec de lanzar mosquitos GM en las Islas Caimán, donde no se hizo ningún estudio de seguridad –ya que en el territorio no existen regulaciones que lo exijan.

Para los miembros de Friends of the Earth, antes de que este experimento se lleve a cabo, es necesario que terceros que no presenten conflicto de intereses evalúen la propuesta de Oxitec y determinen si es segura. Por ahora, parece que la empresa continuará con su experimento sin pasar por estas pruebas previas exigidas por la organización benéfica. Solo nos quedará ver cómo esta iniciativa se desenvuelve una vez se ponga en práctica.

Referencia:

Experimental Use Permit Issued for 93167-EUP-2 to Allow for Releases of OX5034 Aedes aegypti in Florida and Texas Insurance Letter: EPA-HQ-OPP-2019-0274-0353

Escribir un comentario