La privacidad digital es un tema delicado, tomando en cuenta todos los escándalos ocurridos que hacen referencia a la recolección de datos personales y hábitos de actividad por grandes empresas. En ese sentido, resulta crucial mantenernos blindados en todos los equipos que usamos, desde smartphones hasta computador. Sin embargo, con Windows 10 existen grandes problemas en este ámbito, incluso desde su estreno, por lo que en este caso, ameritamos herramientas que nos ayuden a cubrir esta necesidad.

Por ello, queremos presentarte una aplicación excelente para estos fines y sobre todo, fácil de usar. Su nombre es Spydish y te permitirá habilitar o deshabilitar las opciones necesarias para mejorar tu privacidad en Windows 10.

Configura fácilmente las opciones de privacidad

Cuando instalamos Windows 10, tenemos la posibilidad de hacer algunos ajustes en este ámbito, aunque no son suficientes. No obstante, una vez instalado el sistema operativo podríamos ir a la sección de configuración para activar otras opciones, el problema es que no son realmente accesibles para todos los usuarios. Por esa razón, Spydish se presenta como una grandiosa alternativa que tras un análisis, pondrá en frente todas las opciones que deberíamos activar para potenciar nuestra privacidad en Windows 10.

La aplicación es bastante liviana y no exigirá para nada los recursos del computador, además, resulta mucho más intuitiva que las opciones nativas.

Una vez incorporada la app a tu sistema, ejecútala y se desplegará una ventana dividida en un panel lateral al lado izquierdo y una gran área central en donde se listarán las opciones que deberíamos activar o desactivar. Para comenzar, selecciona las secciones del lado izquierdo que quieres verificar y luego haz click en “Analyze”.

De inmediato, se listarán en el área central el estatus de cada una de esas opciones y en caso de no estar configuradas podrás activarlas rápidamente. Para ello, solo es cuestión de hacer click en el botón “Apply Policies” y al cabo de un instante estarán activadas.

De esta forma, podrás obtener la mejor configuración de privacidad para tu equipo, sin necesidad de romperte la cabeza buscándolas desde la interfaz de Windows 10.

Para bajarlo, sigue este enlace.