Probablemente algunos pensarán que todo lo que está ocurriendo actualmente, es casi innecesario gastar tiempo en conversar sobre el Día del Medio Ambiente. Sin embargo, ahí es en donde creemos que se equivocan.

A ver, antes de que consideren que los estamos insultando, les planteamos lo siguiente: desde que la cuarentena global empezó, y no solo para China sino para todo el mundo, se registraron cambios positivos y notables en el ecosistema.

¿Acaso creen que es pura coincidencia que esos resultados se hayan hecho notar en los días en los que todos los seres humanos estábamos completamente encerrados en nuestras casas?

A lo que vamos con todo esto es que, este 2020 se ha convertido en un año para tomar conciencia. No solo para disponerse a pelear por la justicia social, la no discriminación racial y darle un alto a la violencia injustificada en manos de la policía, sino que también es el momento de empezar a tomar acciones sobre el planeta en el que vivimos, el suelo que pisamos, el agua que tomamos y hasta el aire que respiramos.

Sin embargo, aunque queremos generar conciencia, pero no hacerlo de una forma invasiva o que se vuelva casi un mantra, al igual que otras veces, hemos decidido hacerlo a través de películas, en este caso, cintas animadas.

Se preguntarán: ¿por qué cintas animadas? Si somos honestos, hay que admitir que no hay nada como la magia de la animación para hacernos recapacitar sobre muchas cosas. En este caso, sobre el cuidado del medio ambiente. Asimismo, si nos ponemos a empezar, los cambios del futuro están en manos de los pequeños de la casa, entonces, ahí fue adonde quisimos apuntar.

‘Bambi’ (1942)

Comenzamos esta lista con un clásico, no solo de la animación, sino del cuidado ambiental: ‘Bambi’ de Walt Disney Pictures. Para aquellos que sienten que fue ayer que vieron la triste historia de Bambi, les recordamos que esta cinta se estrenó en 1942, lo que quiere decir que este año, en agosto, cumplirá 78 años.

La trama de ‘Bambi’ es una adaptación de la novela de Felix Salten, no obstante, tenemos que tener en cuenta que por muy cruda que la cinta animada haya sido para 1942, el libro lo es mucho más. Por todo aquello de “la magia de Disney”. La cinta es la quinta de la serie de clásicos animados de Walt Disney y contó con tres nominaciones al Óscar: Mejor Sonido, Mejor Canción y Mejor Banda Sonora.

Quienes hayan visto la película, seguramente comprenderán por qué la incluimos en nuestra lista. No obstante, para los que aún no han tenido el valor de verla –sí, valor, porque llorarán, se los aseguramos– les resumiremos la importancia ambiental de la misma, sin caer en spoilers.

El foco está en crear conciencia sobre la caza los animales y las brutalidades que la especie humana está dispuesta a llevar a cabo con tal de tener un bello bolso de piel, o la cabeza de cierto animal colgando en su pared.

La cacería presenta daños ambientales irremediables, ‘Bambi’, aunque muchos lo podrán en duda, hizo que varios se cuestionaran si matar a un animal valdría realmente la pena. Existe algo llamado “el efecto Bambi”, el cual explica como a raíz de ver la cinta muchos empezaron a apreciar a la flora y la fauna que los rodea.

‘Princess Mononoke’ (1999)

Para los fanáticos del anime, ‘Princess Mononoke’ es una gran opción para este Día del Media Ambiente. Estrenada en 1999 (EE. UU), la cinta nos presenta un escenario inspirado en Japón del período Muromachi, y, se centra en la lucha entre los guardianes sobrenaturales de un bosque y los humanos que desean profanar sus recursos.

En pocas palabras, la producción nos muestra nuevamente cómo la codicia de los seres humanos los lleva a profanar tierras sagradas, en este caso un bosque rodeado de seres animales. Como dato curioso, les contamos que Mononoke no es un nombre real. Con certeza, es una descripción que puede traducirse como “espíritu vengador”; es decir que la película se llamaría ‘La Princesa de los Espíritus Vengadores’.

La palabra “mononoke” tiene distintos orígenes, en principio, en el período Heian del Japón del siglo XI se llegó a referir a una enfermedad mental. No obstante, con el paso de los años, la definieron como un grupo de espíritus muertos resucitados que habitan el cuerpo de mujeres vivas. Es por esta última razón que fue seleccionado como el nombre de la protagonista de la historia.

La cinta se convirtió en un éxito masivo en Japón y en otros países fue considerada como una producción sobre la concientización ambiental, con matices de la mitología japonesa. Siguiendo con las curiosidades, ‘Princess Mononoke’ fue tomada como inspiración para la escena final de ‘Fantasia 2000’ de Disney.

La destrucción del hábitat en manos del ser humano y la caza de animales como una práctica social son puntos focales en la cinta, sobre todo, como mencionamos anteriormente, la codicia humana que no nos hace decir basta. Algunos llegando hasta cruzar los límites del ecosistema y hasta espirituales.

‘Happy feet’ (2006)

Pasando ahora a una propuesta más actual, tenemos a ‘Happy Feet’ (2006). Quien no la haya visto, y tenga un gran amor por los pingüinos, debe terminar de leer toda nuestra cápsula –ingrese guiño– y, luego sentarse a disfrutar de una mezcla increíble entre la importancia del cuidado de los polos junto con la música.

Dirigida por George Miller, ‘Happy Feet’ se produjo en Australia y Estados Unidos, y contó con las voces de estrellas como Elijah Wood, Robin Williams, Brittany Murphy, Hugo Weaving, Nicole Kidman y Hugh Jackman.

Al contarnos la historia de Happy, un pingüino que no se parece el resto, esta película nos llena de fuertes mensajes ecologistas y conservacionistas, pero, para los que les parezca muy excesivo, la razón principal de la trama es la de crear conciencia sobre cómo, de nuevo, los humanos intervenimos de formas negativas en los distintos ecosistemas y la fauna que en ellos reside.

Inteligentemente, la cinta une términos anglosajones con palabras en español, debido a los personajes de Ramón y su grupo. Si quieren ver como los pies bailarines de un pingüino se disponen a salvar el hábitat en el que vive, esta es película no puede quedarse por fuera.

‘Wall-E’ (2008)

Continuando con nuestra lista, no se nos podía quedar por fuera ‘Wall-E’ (2008), el éxito de Walt Disney Pictures y Pixar Animation con un poderoso mensaje ambiental, que mezcla la ciencia ficción, con la comedia y la realidad humana.

Por si alguno no ha puesto Disney Channel durante esta cuarentena, les podemos asegurar que se han perdido de verla más de una vez. De nuevo, no es casualidad que mientras todos estábamos en casa, el mundo se haya visto beneficiado. Pero, volviendo al punto, la trama nos llevará por una historia que va de la Tierra al espacio en un abrir y cerrar de ojo.

En la trama, Wall-E es un robot con “inteligencia artificial” diseñado para limpiar la basura que cubre grandes porciones del planeta Tierra, después de que este fue completamente abandonada y dejada de lado por los seres humanos que decidieron vivir en el espacio en una nave “autosuficiente”.

Llega un punto de la historia en la que los humanos decidieron mandar a la Tierra a otro robot llamado EVA, destinada para investigar al planeta y evaluar si es un lugar adecuado para volver a poblarlo. Solo una hoja en una bota, cambian el curso de la raza humana.

Lo impactante de la película es que no cuenta con casi ninguna voz humana, pero a través de la gestualidad y los movimientos robóticos nos lo comunican todo. Su mensaje ambiental es claro, conciso y directo: el día de mañana podríamos (los humanos) quedarnos sin un planeta en el que vivir, y aunque quedarse en el espacio suene “cool”, llegará el momento en el que todos deseemos un “hogar”.

‘Avatar’ (2009)

Ahora bien, antes de que nos digan algo, sabemos que esta opción nos es precisamente el significado literal de una “película animada”, pero, era casi imposible que hiciéramos esta lista y no conversáramos de ‘Avatar’ (2009).

No solo porque es la película que logró destronar a ‘Titanic’ como la cinta más taquillera, sino porque su trama está muy bien pensada. Con razón James Cameron tenía la idea desde años antes del estreno (1994), pero esperó al año correcto del milenio para estrenarla.

En ‘Avatar’ conocemos el mundo ficticio de Pandora –donde en realidad nos encantaría vivir– y a su raza humanoide llamada los na’vi. Sin embargo, más allá de ver increíbles criaturas y colores, la película es otro claro ejemplo de cómo la ambición y el poder del ser humano pueden tocar algo, y destruirlo casi que por completo.

Para no llegar al territorio de los spoilers, ya que es completamente válido que alguno de ustedes no la haya visto, les resumimos: en Pandora existe un árbol gigantesco llamado El Árbol de las Almas, una creación ambiental y natural en la cual los na’vi ven como una fuente de energía y de conexión directa con Eywa –su especie de Dios–.

No obstante, lo que para los na’vi es sagrado, para los humanos es una fuente de dinero, ya que la villa de los considerados “salvajes” se encuentra posicionada encima de una mina de una roca de alto costo y que suponía podría ser la solución para los problemas energéticos del planeta Tierra.

Si bien existen hombres codiciosos dispuestos a terminar con toda una raza por lo que ellos creen valioso, también existen hombres y mujeres dispuestos a defender a esa población, así como a sus valores y terrenos. Cualquier parecido con la realidad, es “mera coincidencia”.

Esta cinta no solo es un must para un día como hoy, sino porque la segunda, tercera y cuarta parte, están ya anunciadas, así que es el momento de ponerse al día.

‘Rio 2’ (2011)

Para finalizar, cerramos con color, música y sabor latino. Desde ya aclaramos que no es que ‘Rio’, la primera parte de esta secuela, no tenga un fuerte mensaje ambiental; es solo que esta secuela es mucho más directa con el tema de la trata de animales exóticos, tala de árboles y la explotación de la selva del Amazonas.

En un principio tenemos que alabar los colores y la vibra de una producción como ‘Rio 2’ de Blue Sky Studios, la música y el sentir brasileño no solo hacen que la película sea agradable de escuchar, sino que provoca seguir viéndola para cantar mientras se aprende.

Ideal para los pequeños en casa, ‘Rio 2’ es clave para comprender como los traficantes de animales exóticos sacan a pequeñas criaturas de su hábitat natural y los venden al mejor postor para exhibirlos como un trofeo en jaulas, o peor, comérselos.

La parte de comerlos no aparece en la cinta, pero estos temas hay que hablarlos así, sin pelos en la lengua. Sin embargo, así como en ‘Avatar’ donde algunos hombres solo ven dinero, otros ven especies dignas de respeto y cuidado.

Escribir un comentario