Los amantes de nuestro satélite natural esta noche (5 de junio) tendrán la oportunidad de ver una “luna llena rosada” que coincidirá con un sutil eclipse lunar penumbral, un fenómeno que ocurre cuando la Tierra, el Sol y la Luna están todos alineados, con la Tierra proyectando una ligera sombra sobre la Luna.

El eclipse lunar penumbral será geográficamente visible en gran parte de Europa, Asia, Australia, África, el sureste de América del Sur, el Pacífico, el Atlántico, el Océano Índico y la Antártida. Sin embargo, se necesitará un buen ojo para notar el oscurecimiento penumbral, que solo teñirá el borde inferior de la Luna en el punto medio del eclipse.

Un efecto tenue

Hay tres tipos de eclipse lunar: el eclipse lunar total, el eclipse lunar parcial y el eclipse lunar penumbral, que ocurre cuando la luna se mueve a través de la tenue parte externa de la sombra de la Tierra. Se espera que esta noche el 57 por ciento de la Luna pase por la penumbra de nuestro planeta.

Quienes observen la luna la noche de este 5 de junio podrán ver muy cerca de ella la estrella roja supergigante Antares, la más brillante de la constelación de Escorpio.

El experto Alan MacRobert, autor del libro “Star Hopping for Backyard Astronomers” (Salto estelar para astrónomos aficionados) y editor senior de la revista Sky & Telescope, se refirió al evento de esta noche y puntualizó:

“A menos que seas un observador del cielo experimentado, es posible que no notes el efecto del eclipse lunar penumbral. La parte exterior de la penumbra de la Tierra es tan pálida que no notarás nada hasta que el borde de la Luna se haya deslizado al menos hasta la mitad”.

La última del equinoccio

Al eclipse lunar penumbral de esta noche se le llama popularmente “eclipse lunar de la fresa” y aunque podría pensarse que se debe a la coloración rosa observada en la Luna, en realidad el nombre se refiere al hecho de que las fresas están listas para cosechar en esta época del año.

El eclipse lunar penumbral será geográficamente visible en gran parte de Europa, Asia, Australia, África, el sureste de América del Sur, el Pacífico, el Atlántico, el Océano Índico y la Antártida.

La luna llena de junio, última del equinoccio de primavera en el hemisferio norte (de otoño en el hemisferio sur), siempre es particularmente baja en el cielo, esto puede hacer que brille más que en otras épocas del año.

Técnicamente no será de color rosa o rojo, pero, según explican los expertos, su baja posición a veces puede otorgarle a la luna llena un color rojizo, similar a cuando un sol naciente o poniente aparece rosado o rojo.

Este es el segundo de los cuatro eclipses lunares penumbrales del 2020. Los próximos dos eclipses lunares del año ocurrirán del 4 al 5 de julio y del 29 al 30 de noviembre.

Los observadores del cielo que no puedan observar el fenómeno lunar por sí mismos tienen la opción de hacerlo digitalmente, gracias a una emisión en directo del Proyecto Telescopio Virtual. El espectáculo comenzará hoy a las 3 p.m. EDT (1900 GMT), ofreciendo vistas lunares desde Roma.

Referencia: Strawberry Moon lunar eclipse of 2020 occurs today. Here’s what to expect. Space.com, 2020. https://bit.ly/2Y7Apcn

Más en TekCrispy