El 2020 no ha sido un año fácil para la humanidad. La pandemia de COVID-19 ha causado estragos en la economía, estilo de vida, y salud mental y física, y cada mes nos sorprende con nuevas noticias, muchas veces no tan agradables.

Aunque en esta oportunidad el problema no es el coronavirus, sino un error con serias consecuencias ambientales. Una compañía minera rusa derramó de 20,000 toneladas de diesel en un río en el Círculo Polar Ártico, tornando el río en un terrorífico color rojo.

350 kilómetros cuadrados contaminados

El pasado viernes, un tanque de combusitble ubicado en una planta de energía propiedad de una subsidiaria de Norilsk Nickel, la principal productora y refinadora de níquel y paladio en el mundo, se había derramado. El incidente ocurrió en la ciudad de Norilsk en Siberia, y la consecuencia más inmediata fue la transformación del río Ambarnaya, que se tornó de color rojo carmesí.

Por el momento, algunas de las teorías sugieren que el hundimiento del suelo debajo de los tanques de almacenamiento de combustible pudo haber causado el derrame. Aunque Norilsk Nickel publicó un comunicado en su sitio web en el que explica que “el tanque de almacenamiento de combustible diesel estaba dañado, lo que resultó en una fuga de combustible”, y que alrededor de 250 personas participaron en los esfuerzos de limpieza.

Los medios estatales han informado que el derrame ha contaminado un área de 350 kilómetros cuadrados (135 millas cuadradas), y hasta el miércoles, solo se habían bombeado 262 toneladas del producto del medio ambiente, lo cual sigue representando una pequeña porción del total derramado. Se cree que los daños podrían perdurar en la región durante años.

Detención de responsables e investigación del incidente

El gobernador de Siberia, Alexander Uss, informó que se enteró del derrame el domingo cuando “apareció información alarmante en las redes sociales”.

Ante esta situación, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, declaró un estado de emergencia, lo que permitirá implementar recursos adicionales para llevar a cabo la limpieza pertinente. Pero no sin expresar claramente su descontento respecto al evento, resaltando la falta de atención de parte de las autoridades inmediatas, que solo se enteraron del incidente dos días después de que sucediera.

Putin criticó Sergei Lipin, director de la compañía responsable del derrame, por haber informado de manera tardía. “¿Por qué las agencias gubernamentales solo se enteraron de esto dos días después del hecho?”, preguntó, según un informe de la BBC Mundo, “¿Vamos a aprender sobre situaciones de emergencia en las redes sociales?”.

El Comité de Investigación, el principal órgano de aplicación de la ley de Rusia, también anunció una investigación criminal el martes, según informó la agencia de noticias CNN. El presidente ruso ordenó la detención del gerente de la planta de energía, y también una investigación del incidente.

Referencia:

Arctic Circle oil spill prompts Putin to declare state of emergency. https://www.bbc.com/news/world-europe-52915807

Putin declares emergency over 20,000 ton diesel spill. https://edition.cnn.com/2020/06/03/europe/russia-putin-oil-spill-norilsk-intl/index.html