Como unidad viral, el coronavirus SARS-CoV-2, agente causal de la enfermedad COVID-19, consiste en un ARN de una sola cadena con nucleoproteínas encerradas en una cápsula que contiene proteínas de la matriz.

La secuenciación del genoma del SARS-CoV-2 fundamenta el método de reacción en cadena de la polimerasa (PCR, por sus siglas en inglés), que es actualmente el principal enfoque para el diagnóstico de la COVID-19. Sin embargo, este procedimiento es relativamente lento y ha demostrado una precisión y sensibilidad limitada, ofreciendo una alta frecuencia de resultados falsos positivos y negativos.

Una poderosa técnica

Poder contar con métodos complementarios rápidos y fiables para detectar la infección coronaviral sería de gran ayuda en las actuales condiciones de la pandemia. Con esto en mente, un equipo de investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología Skolkovo (Skoltech) y la Academia de Ciencias de Rusia ha desarrollado una tecnología de prueba de coronavirus basada en la espectrometría de masas.

Los investigadores señalan que el uso de la espectrometría de masas como método de detección del coronavirus reducirá significativamente tanto el tiempo de respuesta como el número de resultados falsos negativos.

La espectrometría de masas es una poderosa técnica analítica utilizada para cuantificar materiales conocidos, identificar compuestos desconocidos dentro de una muestra y dilucidar la estructura y las propiedades químicas de diferentes moléculas.

Esta técnica, que básicamente estudia el efecto de la energía ionizante en las moléculas, depende de las reacciones químicas en la fase gaseosa en la que se consumen las moléculas de muestra durante la formación de especies iónicas y neutras.

Plataforma para la detección rápida

El equipo de investigación descubrió cómo detectar e identificar proteínas que son parte de una partícula viral y que son únicas, que se encuentran solo en este tipo de virus. Los métodos de espectrometría de masas pueden analizar simultáneamente cientos de muestras de saliva y frotis de la superficie de la nasofaringe, así como el esputo, para la detección del virus.

Los investigadores explican que este método tiene una selectividad absoluta y una alta sensibilidad, y su uso reducirá el número de resultados falsos negativos y determinará la presencia de coronavirus incluso en las muestras con concentraciones virales muy bajas.

El coronavirus SARS-CoV-2, agente causal de la enfermedad COVID-19, consiste en un ARN de una sola cadena con nucleoproteínas encerradas en una cápsula que contiene proteínas de la matriz.

Conscientes de la conveniencia que podría representar el uso de esta tecnología, el equipo de investigación planea construir una plataforma para la detección rápida en la población de infección por coronavirus.

En referencia al novedoso enfoque, el investigador Evgeny Nikolaev, profesor en el Centro de Ciencias Intensivas de Computación y Datos de Skoltech y autor principal del estudio, expresó:

“Usamos espectrometría de masas e identificamos los péptidos individuales que se obtienen al descomponer las proteínas con enzimas. Es muy rápido. Si no se tiene en cuenta la logística, se puede realizar un análisis de aproximadamente cien muestras en aproximadamente 10 minutos”.

Referencia: Mass Spectrometric detection of SARS-CoV-2 virus in scrapings of the epithelium of the nasopharynx of infected patients via Nucleocapsid N protein. BioArxiv, 2020. https://doi.org/10.1101/2020.05.24.113043

Escribir un comentario