SHAWN THEW/EFE

En los últimos días, miles de estadounidenses han salido a las calles a manifestar en contra del violento asesinato de George Floyd en manos de un funcionario policial. En este sentido, todos los sectores han levantado su voz incluso, la protestas han trascendido fronteras. Sin embargo, el mensaje emitido por las tecnológicas no ha quedado del todo claro.

Al menos 40 ciudades han entrado en toque de queda tras la ola de protestas que se realizan desde el asesinato del afroamericano George Floyd a manos de un funcionario policial. El suceso que ha sacudido al mundo, levantando las voces de los activistas y defensores de derechos humanos a través de la cosigna “BlackLivesMatters”, también ha llevado a grandes empresas a manifestarse ante el hecho.

Mientras algunas empresas envían donaciones y mensajes de solidaridad a los protestantes como Google, YouTube, Twitter, Cisco, existen algunos representantes de empresas que se muestran más herméticos o cuyo mensajes quizás no podrían convencer a los activistas.

Los temas en torno a desigualdad social, racismo, religión, política están a la orden del día en redes sociales, si bien, las tecnológicas buscan ser objetivos en cuanto a las publicaciones y opiniones de sus usuarios, podrían existir casos donde se excede el límite.

Tecnológicas y el racismo en sus instalaciones

Comentarios de ejecutivos como el CEO de Slack Stewart Butterfield, el CEO de Box Aaron Levie y Jeff Dean, un alto ejecutivo de Google AI han desatado respuestas agresivas por parte de los manifestantes, puesto que existen muchos casos de racismo dentro de estas empresas tecnológicas.

Amazon ha sido una de las empresas en publicar mensajes directos desde sus cuentas corporativas, publicando lo siguiente: “El trato desigual y brutal de los negros en nuestro país debe detenerse”, las respuestas se dirigieron incluso a la propia compañía señalando que “Amazon tiene cientos de asociaciones con la policía y las agencias de aplicación de la ley en todo el país y quiere más”. Denotando que el comentario de la compañía no fue congruente y su colaboración con herramientas de reconocimiento facial como Rekognition, que ha sido muy utilizada por la policía y que se ha demostrado que cuenta con notables sesgos raciales.

Asimismo, las quejas por los sueldos de  los empleados de su almacén y los despidos de muchos de sus almacenes tampoco se hicieron esperar.

Video conceptual muestra cómo luciría la nueva pantalla principal de iOS 14 con widgets

Por su parte, Twitter respondió bloqueando los comentarios del presidente Donald Trump calificándolos de violentos. Facebook se mantuvo al margen de estos comentarios. No obstante, en cuanto a las protestas raciales tras el asesinato de Floyd, la compañía de Mark Zuckerberg aseguró estar haciendo donaciones a organizaciones.

El CEO de Apple, Tim Cook también habló en representación de la compañía:

“En Apple, nuestra misión ha sido y siempre será crear tecnología que permita a las personas cambiar el mundo para mejor … Crear cambios , tenemos que reexaminar nuestros propios puntos de vista y acciones a la luz de un dolor que se siente profundamente pero que a menudo se ignora. Los problemas de la dignidad humana no se mantendrán al margen”.

Si bien, las palabras pueden ser muy significativas en estos momentos de tensión donde queda claro una vez más, el nivel de racismo que existe en países como Estados Unidos, tras la muerte de Floyd, no se puede evadir el hecho de que en muchas de estas empresas tecnológicas también se han aplicado desigualdades sociales, no solo a nivel racial. Esto también ha generado tensión entre muchas personas que aseguran que más allá de las palabras, el mensaje más claro lo representan las acciones.

Más en TekCrispy