Este 2020 sigue perfilándose como el año más extraño que hemos tenido en décadas. Con el fin de mayo seguimos con la pandemia de coronavirus ocupando los titulares, pero también comenzamos a ver otros temas que comienzan a ser importantes para el planeta.

El fin de semana fue de contraste total para los Estados Unidos, teniendo como protagonistas a las protestas antirracismo en todo el país y el lanzamiento de la primera nave tripulada de SpaceX, la Crew Dragon, un hecho histórico que cubrimos desde nuestra plataforma. No obstante, también surgieron historias que están en boca de todos: las protestas antirracistas y el regreso de Anonymous y de Pizzagate, la teoría conspirativa que habla de una red de pedofilia que invadió los periódicos durante la campaña presidencial estadounidense de 2016.

Haremos una revisión de estos acontecimientos del fin de semana para comprender mejor nuestro presente:

Lo bueno: lanzamiento de SpaceX

El miércoles pasado estaba pautado el lanzamiento histórico de la SpaceX Dragon, la primera nave tripulada de una empresa comercial, pero el mal clima hizo que el evento se reprogramara para el sábado. Con mejor clima y más suerte, Bob Behnken y Doug Hourley –los dos astronautas de la NASA designados para la misión– lograron viajar al espacio tras un despegue impecable.

19 horas más tarde, el domingo, la nave logró acoplarse con éxito a la Estación Espacial Internacional (EEI), en la que los astronautas pasaron a formar parte del equipo ruso-estadounidense para realizar experimentos y labores de investigación. Sobre la fecha de regreso de Hurley y Behnken no se tiene conocimiento aún, aunque se hablan de unos 110 a 210 días en el espacio, todo dependerá de cómo se comporte la Crew Dragon mientras está acoplada a la EEI.

Aunque el espacio ha seguido recibiendo a astronautas del mundo por varios años, este lanzamiento resultó sumamente especial por ser el primer vuelo tripulado en salir de Estados Unidos desde hace nueve años. Además, es el primer viaje comercial con una nave de una organización privada como SpaceX, lo cual podría incentivar el turismo espacial, así como hacer más independiente a la NASA del financiamiento gubernamental, pero también podrá dejar de depender de la agencia rusa Roscosmos para llevar astronautas al espacio.

En fin, un momento absolutamente histórico para el mundo y para la humanidad.

Lo malo: protestas antirracistas en Estados Unidos

Pero todas las luces también tienen sus sombras. Esta semana, además de la lógica desesperación e incertidumbre por la pandemia de coronavirus y su consecuente confinamiento, los titulares del mundo comenzaron a registrar un nombre: George Floyd, un afroamericano asesinado por un policía en Minneapolis y que desató una serie de protestas antirracistas en Estados Unidos para exigir justicia por su muerte.

Estas protestas fueron subiendo cada vez más de tono, registrando saqueos e incendios a edificios de algunas instituciones como el de la policía de Minneapolis. Estos focos de violencia provocaron la declaración de toque de queda a partir de las 9 de la noche en todo el país.

Por desgracia, el racismo es otro virus que no ha dejado de existir y hechos como estos nos hacen preguntarnos si se ha vuelto peor o si más bien ahora tiene más visibilidad. Este tema lo abordamos en TekCrispy, haciendo un breve repaso por la historia del racismo en Estados Unidos y su relación con los medios.

El conflicto racial en Estados Unidos no ha dejado de existir y en este año de elecciones para Estados Unidos vuelve a surgir, sobre todo por el descontento que parte de la población tiene con Donald Trump. El clima de polarización político ha aumentado desde 2016 y no parece que vaya a detenerse.

Lo feo: el regreso de Anonymous y sus revelaciones

En relación con el asesinato de George Floyd, este fin de semana el grupo de hackers, Anonymous, está de vuelta con un video dirigido a la policía de Minneapolis, advirtiendo que deben ser responsable de sus actos.

Por otra parte, Anonymous también amenazó con exponer la presunta relación de Donald Trump con la red de trata de menores de Jeffrey Epstein, el magnate de las finanzas, a quien recordarán por haberse suicidado en la cárcel en 2019 antes de ser juzgado por pedofilia. La amenaza de Anonymous surgió luego de que Trump comenzó a señalar al movimiento antifascista Antifa como una organización terrorista, culpable de la violencia de las protestas recientes.

Tom Cruise grabará con Elon Musk y la NASA la primera película rodada en el espacio

Según Anonymous, esta red de pedofilia está integrada por miembros de la familia Trump, y para proteger su nombre, Trump habría hecho que Epstein se suicidara para que no revelara datos sobre esta red. Y para “probarlo”, publicó una lista en la que figuran personalidades de la política, la moda y el entretenimiento que forman parte de ese entramado de trata de menores.

Lo raro: #PizzaGate

Ahora bien, enlazando la filtración del “libro negro” de Epstein que mencionamos arriba, viene Pizzagate. La primera pregunta que te harás al leer este término es “¿Qué rayos es esto de Pizzagate?” y por supuesto que te lo vamos a explicar.

Pizzagate es una teoría conspirativa que habla de una red de pedofilia integrada por famosos que surgió en 2016 durante la campaña electoral Hillary Clinton vs. Donald Trump.

“¿Y por qué la pizza, qué tiene que ver?”. Bien, ¿recuerdan los emails que Wikileaks filtró sobre Hillary Clinton durante la campaña? Si lo recuerdas, es probable que también te suene el nombre de John Podesta, el jefe de campaña de Clinton en 2016. Según conspiracionistas de un grupo de derecha en 4chan, Podesta era el líder de una red de tráfico de menores que se organizaba en un restaurant de pizza ubicado en Washington llamado ‘Comet Ping Pong’.

Entre las investigaciones que hicieron los miembros de este grupo, resonaba que había términos como “pizza” o “cheese pizza, cuyas iniciales c y p representaban la palabra “child pornography” o “pornografía infantil”. Por supuesto que este rumor corrió como pólvora en grupos que apoyaban a Trump en la campaña y entre los detractores de Clinton y ya sabemos cuál fue su efecto y cómo terminó eso.

Volviendo al presente, la lista que publica Anonymous saca a relucir esta teoría por la cantidad de nombres que figuran en ella. Evidentemente, las redes sociales son el escenario principal de elucubraciones de usuarios sobre los nombres que aparecen en la lista como Will Smith, Michael Jackson y Chris Evans, quienes en realidad son abogados que nada tienen que ver con estas celebridades.

Otras informaciones que han surgido a raíz de esta teoría es que las muertes de famosos como Lady Di, el dj Avicci, Kurt Cobain, entre muchos otros más, son parte de un encubrimiento por haber formado parte de este esquema de pedofilia.

¯\_(ツ)_/¯

Es por ello que es necesario tomarse estas filtraciones con pinza, pues todo esto es muy extraño. Primero porque esta teoría nació en las filas pro Trump y, ¿ahora sale para atacar a Trump? ¿En un año electoral en medio de protestas antirraciales en el contexto de una pandemia? ¿No les parece extraño todo esto?

Esto ha sido todo lo que ha ocurrido el fin de semana que cerró mayo. ¿Qué más nos tiene preparado el 2020 en este nuevo mes que inicia? Se los contaremos aquí en TekCrispy.

Más en TekCrispy