En la mañana de hoy, Mark Zuckerberg se ha unido por voluntad propia a una guerra entre Twitter y el actual presidente de los EE.UU. al mencionar que las redes sociales no deberían ser árbitros y verificar la veracidad de la información que se muestra en estas plataformas.

Aunque Zuckerberg siempre está en el ojo del huracán por sus acciones, como el hecho de ser acusado en varias oportunidades de violar la privacidad de los usuarios a través de Facebook, ahora su presencia se hace notoria por una opinión en relación a una nueva medida de Twitter para controlar las fake news.

Zuckerberg entra en la disputa Twitter Vs. Trump

De acuerdo con la fuente, en una entrevista realizada por NBC News el CEO de Facebook mencionó que las redes sociales no deberían jugar el papel de juez ante las publicaciones de los usuarios, mucho menos de los políticos.

Este comentario fue la respuesta de Zuckerberg luego de que el copresentador de “Squawk Box” Andrew Ross Sorkin, le preguntara al CEO su opinión sobre la decisión de Twitter de comenzar a verificar los tweets del presidente Donald Trump.

Etiquetas de verificación de hechos

El pasado martes, Twitter comenzó una disputa con Trump luego de que este subiera en su cuenta dos tweets haciendo referencia a las próximas elecciones en California, las cuales se planean realizar enviando las boletas electorales por correo a los votantes que puedan ejercer su derecho al voto en este estado.

Una opción que se presenta como una medida para evitar mayores niveles de contagio por el COVID-19, y a la cuál Trump mostró oposición, pues tal y como menciona en los tweets para el mandatario esto arrojaría unas elecciones “sustancialmente fraudulentas”.

Twitter Vs. Trump

Ante estos comentarios Twiter decidió marcar estos tweets como “Peligrosos”, y añadirle etiquetas de advertencia que decían: “Obtenga información sobre las votaciones por correo”. Etiquetas enlazadas que mostraban un artículo de Twitter cuyo mensaje contenia el siguiente texto: “Estas afirmaciones no tienen fundamento, según CNN, Washington Post y otros. Los expertos dicen que los votos por correo rara vez se relacionan con el fraude electoral”.

Ante esta etiqueta, la reacción de Trump no se hizo esperar, y es que el Presidente de los EE.UU. advirtió a Twitter y a otras plataformas que ahora estas serían reguladas “con fuerza” o cerradas, pero que no permitirá qie las redes sociales interfieran y/o silencien “las voces conservadoras”.

Zuckerberg: Las redes sociales no deben ser árbitros

Finalmente, el CEO de Facebook mencionó que “Facebook o las plataformas de Internet en general” no deben ser “árbitros de la verdad” ni mucho menos interferir en el ámbito político, pues los usuarios deben conocer lo que dicen los políticos sin ningún tipo de filtro, ya que para él “el discurso político es una de las partes más sensibles de una democracia”.

Y no es de extrañar, pues el año pasado en el mes de octubre Facebook anunció que permitiría a los políticos publicar anuncios en la red social, incluso si estos incluyen información errónea.