El paracetamol, o acetaminofén, ya era un medicamento bastante popular antes de la pandemia, aunque con la llegada del coronavirus se ha convertido en uno de los más indispensables.

Pero no porque se eficaz para dolores de cabeza y fiebre podemos tomarlo a diestra y siniestra. Recordemos que todo en exceso puede causarnos daño, incluso las cosas que nos hacen bien.

Un claro ejemplo de ello es el caso de una mujer de 30 años de edad que murió por exceso de paracetamol. Y la peor parte es que no fue por automedicación, sino bajo vigilancia médica en el hospital.

Paracetamol en dosis excesivas durante dos días

Laura Higginson era una mujeres de 30 años y madre de dos hijos, de Widnes, Merseyside, que murió en el hospital de Whiston, en Prescot, el 19 de abril de 2017. En un principio informaron a su familia que la causa de su muerte era sepsis e insuficiencia orgánica, pero meses después se ha revelado que la verdadera causa era una sobredosis de paracetamol.

Su esposo, Antony Higginson, se enteró de esta dura realidad meses después, cuando recibió una copia del informe post mortem de su esposa. Los médicos que atendieron a su mujer le dieron demasiado paracetamol durante dos días en la quincena antes de su muerte.

En efecto, en algún momento se dieron cuenta de su error y le administraron el antídoto, pero esto pudo ser demasiado para el delgado cuerpo de la mujer, que en aquel momento tenía un muy bajo peso como resultado de un trastorno renal raro llamado síndrome de Gitelman. Pero supuestamente los médicos nunca informaron de este error a su esposo.

Investigaciones en proceso

Desde que se enteró de ello, Higginson ha estado luchando por descubrir si la causa real de la muerte fueron las descritas en un principio o la dosis excesiva de paracetamol, y sobre todo, identificar a quien fuera responsable de administrárselas.

Pero el proceso no ha sido sencillo ya que el hospital no admitió que la sobredosis haya sido la causa de la muerte de la mujer, y un médico forense se negó a abrir una investigación al respecto.

Tanta inacción ante un caso tan misterioso llevó a Higginson a iniciar una campaña contra esta decisión, para lo que contrató abogados con “enormes emocionales y financieros para la familia”, según indicó.

Pero la semana pasada, Julie Goulding, la nueva forense principal de Sefton, Knowsley y St Helens, recibió “pruebas médicas frescas” que la motivaron a iniciar la investigación de la muerte de Higginson.

El hospital lo admitió tres años después

Slater y Gordon, abogados que representan a su esposo en su intento de demandar al fideicomiso del hospital por negligencia clínica, proporcionaron evidencia forense de un testigo que afirmaba que la sobredosis había causado la muerte prematura de su esposa.
Pero hasta ahora, solo se ha logrado que el hospital admita, tres años después, que durante dos días su personal administró a la mujer una dosis que era adecuada para una persona más pesada.

“El fideicomiso ahora, después de tres años, admitió que administrar la sobredosis de paracetamol fue negligente, sin embargo, siguen negando que haya causado o contribuido a la muerte de Laura”, dijo el abogado de Higginson, John Doyle.

“Dada la increíblemente trágica muerte prematura de Laura, es decepcionante que el Sr. Higginson y la familia hayan tenido que esperar tanto tiempo, pero es correcto que la confianza del NHS reconozca las fallas y se siga el debido proceso”.

¿Cuáles son los riesgos de tomar paracetamol en exceso?

Millones de personas en el mundo toman paracetamol con plena confianza, y a pesar de ser eficaz en el alivio de ciertas afecciones ingerido en cantidades inadecuadas puede causar graves dolencias, e incluso insuficiencia hepática.

En paracetamol puede ser una droga muy peligrosa, precisamente por la confianza con la que muchos la recetan y la toman. Puede causar problemas renales y hepáticos, y causa tanto sangrado gastrointestinal como otros antiinflamatorios no esteroideos (AINE)

En 2013, la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. (FDA) advirtió que tomar paracetamol puede causar afecciones cutáneas potencialmente mortales llamadas Síndrome de Stevens-Johnson, necrólisis epidérmica tóxica y pustulosis exantematosa aguda generalizada.

La dosis máxima que puede tomar una persona en 24 horas es de 4 gramos, y un ligero exceso de la misma podría dar lugar a complicaciones hepáticas como la mencionada. Por lo que la investigación del caso de Higginson no está demás dado su delicado estado de salud antes de morir.

Referencia:

Police investigate woman’s death after paracetamol overdose in Merseyside hospital. https://www.theguardian.com/uk-news/2020/may/28/police-investigate-womans-death-after-paracetamol-overdose-in-merseyside-hospital