En la medida en que los números de contagios –y muertes– siguen mostrando una tendencia a la baja, las autoridades comienzan a flexibilizar las restricciones impuestas para evitar la propagación del coronavirus, y con ello, ir gradualmente restableciendo las actividades económicas y sociales.

Es probable que una de las actividades más añoradas por el público en general sea poder visitar restaurantes, cafés y pubs, por lo que esperan su reapertura cada día más inminente. Sin embargo, es preciso señalar que, al menos por ahora, es imperativo mantener medidas de seguridad orientadas a prevenir potenciales contagios.

Responsabilidad compartida

Esta es una tarea de responsabilidad compartida tanto por los establecimientos como por los usuarios. Sabemos que COVID-19 es una enfermedad infecciosa que se transmite cuando las gotitas exhaladas al toser, estornudar o hablar por una persona infectada entran en contacto con los ojos de otra persona o son simplemente respiradas.

Más aún, estas gotas contaminadas también pueden caer sobre superficies, donde el virus puede sobrevivir hasta 72 horas. Si alguien toca estas superficies, y luego toca su cara, también puede infectarse.

Los restaurantes deben espaciar las mesas a distancias razonables, lo suficiente para que los usuarios puedan mantener una separación de al menos 1,5 metros de los demás.

Para minimizar el riesgo de infección, las personas deben lavarse las manos regularmente, o en su defecto utilizar un desinfectante para manos a base de alcohol, lo que se debe hacer particularmente después de manipular dinero, tocar superficies, antes de comer y después de visitar el baño.

Al visitar un establecimiento comercial, las personas deben mantener una distancia de al menos 1,5 metros de otras personas, a menos que sean con las que comparte contacto cercano. Dado que la transmisión directa es mucho más probable en espacios interiores, si está disponible, es preferible ubicarse en espacios abiertos, como terrazas.

Nuevas reglas y disposiciones

Evidentemente, las personas que puedan tener algún síntoma o la sospecha que hayan podido estar en contacto con una persona que dio positivo a la infección coronavírica, deben abstenerse de salir de casa, y por supuesto, visitar establecimientos comerciales.

Para los cafés, bares y restaurantes hay nuevas reglas y disposiciones enfocadas a garantizar la seguridad de los clientes. Inicialmente, las mesas deben espaciarse a distancias razonables, lo suficiente para que los usuarios puedan mantener una separación de al menos 1,5 metros de los demás.

El personal del establecimiento debe utilizar todos los equipos de protección disponibles incluyendo, mascarillas, guantes y otros implementos.

Aunque en algunos establecimientos han optado por instalar paneles de plástico transparente, esto no debe considerarse como un sustituto del distanciamiento correcto si hay suficiente espacio. Las mesas y las sillas deben desinfectarse, utilizando un antiséptico químico.

Los cubiertos y la vajilla no se pueden dejar sobre la mesa. Deben almacenarse para evitar la contaminación en la cocina y llevarlos al cliente con su comida. Luego, deben limpiarse y desinfectarse como de costumbre.

Todas las superficies que se tocan con frecuencia deben desinfectarse regularmente, incluidas las manijas de las puertas, las puertas del refrigerador y del congelador, los grifos, los interruptores de luz, los pasamanos, los teclados y las pantallas táctiles.

El personal debe utilizar todos los equipos de protección disponibles incluyendo, mascarillas, guantes y otros implementos, así como mantener distancias seguras de los clientes en todo momento. Nunca se les debe permitir trabajar si tienen síntomas respiratorios o si se sospecha que han tenido contacto con una persona que haya contraído la COVID-19.

Referencia: COVID Safe Checklist for dining in such as at Restaurants, Cafes, Pubs, Clubs, RSL clubs and Hotels. Queensland Goverment, 2020. https://bit.ly/2ZH1ZQp

Escribir un comentario