La revisión del genoma humano se ha convertido en uno de los pilares en la invesigación de enfermedades, ya que permite reconocer factores de riesgo y la forma en que evolucionan a lo largo del tiempo.

Pero decirlo es más fácil que hacerlo. Incluso en nuestros tiempos los científicos tienen enormes desafíos que superar para poder comprender lo que está escrito en nuestro ADN, y cómo influye en nuestra salud.

Para ayudar en esta tarea, los investigadores han estado trabajando en la creación de una base de datos de variantes genéticas llamada “La base de datos de agregación del genoma” (gnomAD), la cual contiene los cambios en el ADN que pueden provocar enfermedades en los humanos.

El recurso contiene información de más de 140,000 personas en todo el mundo, y su uso se ha descrito en una recopilación de siete artículos en las revistas Nature, Nature Communications y Nature Medicine. Uno de estos estudios ha revelado variantes genéticas previamente desconocidas que pueden conducir a nuevos objetivos farmacológicos para enfermedades como el Parkinson.

La influencia de las variantes genéticas en las enfermedades

Los genes contienen las instrucciones para producir todas las proteínas del cuerpo, por lo que es de esperar que ciertos cambios en la secuencia de ADN que codifica estos genes de lugar a enfermedades genéticas.

Con la base de datos de gnomAD, los científicos pueden observar de manera rápida qué genes se alteran con frecuencia (y si ello conduce a alguna enfermedad) y cuáles no suelen alterarse.

Uno de los nuevos estudios evaluó el impacto de las variantes de ADN que surgen en un área del genoma que funciona como un panel de control, y que gestiona cuánta proteína produce cierto gen. Se cree que estas variantes pueden engañar a las células para que comiencen a leer un gen en lugar equivocado del genoma, pero esto no había podido investigarse bien hasta ahora.

Con gnomAD los investigadores pudieron evaluar el impacto de estas variantes genéticas e identificar cuáles conducen a enfermedades como la neurofibromatosis, una condición rara que causa tumores en el tejido nervioso.

Esperanza de tratamiento de Parkinson

En otro estudio, los investigadores utilizaron la base de datos gnomAD para sugerir un posible tratamiento para la enfermedad de Parkinson, el cual promete ser eficaz y seguro para los seres humanos.
Para llegar a ello, se centraron en variantes genéticas en un gen llamado LRRK2, las cuales se sabe que aumentan el riesgo de desarrollar Parkinson por afectar la función nerviosa. Podríamos pensar que bloquear la proteína que producen bastaría para reducir el riesgo, pero los estudios iniciales realizados en animales muestran que este paso puede provocar daño pulmonar, hepático y renal.

Sin embargo, la base de datos de genomAD permitió a los investigadores demostrar que la las variantes de pérdida de función de LRRK2 no conducen a disfunción orgánica grave en humanos, por lo que este método sí podría ser eficaz para los individuos de riesgo.

Se trata de una noticia muy alentadora tomando en cuenta que no hay una cura para la enfermedad de Parkinson. Y las compañías farmacéuticas ya han puesto en marcha el desarrollo de medicamentos contra LRRK2.

Referencias:

Characterising the loss-of-function impact of 5’ untranslated region variants in 15,708 individuals. https://www.nature.com/articles/s41467-019-10717-9

The effect of LRRK2 loss-of-function variants in humans. https://www.nature.com/articles/s41591-020-0893-5

Escribir un comentario