Además de sus tremendas repercusiones en todas las facetas de la vida de las personas y las organizaciones de prácticamente todos los sectores sociales y económicos del mundo, la pandemia del coronavirus es un importante factor de estrés psicológico.

Los temores sobre los impactos del virus en la salud, las preocupaciones de los miembros de la familia, el aislamiento social extendido, así como el riesgo económico y la incertidumbre son fuentes comunes de angustia en todo el mundo.

Salud mental afectada

El impacto de la pandemia COVID-19 se puede experimentar de maneras diferentes, incluyendo sentimientos de depresión, pena, miedo, pánico y ansiedad, que pueden ser respuestas normales a situaciones en las que las rutinas cotidianas se ven interrumpidas y las circunstancias son inciertas y percibidas como potencialmente riesgosas.

De acuerdo una reciente encuesta realizada por la institución Mental Health Research Canada, la salud mental de los canadienses se ha visto gravemente afectada durante la pandemia, ya que la nación ha visto un incremento importante en las tasas de ansiedad y depresión, un mayor uso de alcohol y drogas, así como dificultades para acceder a apoyos importantes.

El estudio encontró que 2 de cada 5 encuestados se ven afectados negativamente por el autoaislamiento, y que el consumo de alcohol se ha incrementado en casi un tercio.

Para identificar y evaluar los factores que influyen en la salud mental, los investigadores encuestaron a más de 1.800 canadienses durante la última semana de abril. Los resultados revelados por la encuesta son tan asombrosos como preocupantes.

Los niveles de ansiedad, la cual se cuadruplicó, y depresión han explotado en todo el país, especialmente en Quebec, Ontario y la costa atlántica de Canadá. Además, la encuesta encontró que la mayor preocupación para los canadienses es la recesión económica, incluidos factores como que un miembro de la familia pierda su trabajo, personalmente pierda horas de trabajo o sea despedido.

Una señal de alerta

Entre otros hallazgos, la investigación reveló que a más personas les preocupa que un miembro de la familia contraiga el virus que contraerlos ellos mismos. Del mismo modo, se evidenció que 2 de cada 5 encuestados se ven afectados negativamente por el autoaislamiento, y que el consumo de alcohol se ha incrementado en casi un tercio.

Si bien las personas con niños menores de 18 años informaron un impacto positivo en su salud mental debido a las interacciones con los miembros de la familia en su hogar (41 %), a pesar de un aumento en los conflictos no físicos (36 %), también tenían más probabilidades de aumentar el consumo de alcohol (36 %) y drogas ilegales (25 %) que aquellas sin hijos (25 y 13 %, respectivamente).

El impacto de la pandemia se puede experimentar de maneras diferentes, incluyendo sentimientos de depresión, pena, miedo, pánico y ansiedad, que pueden ser respuestas normales a la situación.

El 43 por ciento de las personas diagnosticadas con un trastorno de ansiedad tiene menos acceso a los apoyos de salud mental desde el brote, y el 36 por ciento siente que la calidad de estos recursos de atención ha disminuido. Los datos para las personas con trastornos depresivos que demandan de estos servicios son similares.

En referencia a estos resultados, el doctor David Dozois, profesor en el Departamento de Psicología de la Universidad Occidental de Ontario y parte del equipo de investigación que realizó el estudio, comentó:

“Esas cifras solo pueden empeorar, ya que la prevalencia de los niveles diagnósticos de ansiedad y / o depresión probablemente aumente. Ya sea en el público en general o entre los trabajadores de primera línea expuestos a traumas, habrá muchos problemas de ansiedad diagnosticables en el futuro”.

Estos preocupantes hallazgos, explican los investigadores, son una señal de alerta temprana para los gobiernos y los funcionarios de atención médica, y revelan una necesidad inminente de atención de calidad para estos problemas complejos.

Referencia: Mental Health During COVID-19 Outbreak Wave 1. Mental Health Research Canada, 2020. https://bit.ly/2X8L9IA

Escribir un comentario