Investigadores de la Universidad de Saskatchewan (USask) en Canadá han reportado datos positivos de los ensayos preclínicos del candidato a vacuna para COVID-19 desarrollado por su Centro Internacional de Vacunas de la Organización de Vacunas y Enfermedades Infecciosas (VIDO-InterVac).

Los resultados de los ensayos de la vacuna para la infección del coronavirus realizados en el laboratorio de investigación VIDO-InterVac en hurones, un modelo animal desarrollado para la prueba de la vacuna COVID-19 en marzo, han alcanzado un nuevo y positivo hito.

Christopher Nolan asegura que el estreno de 'Tenet' podría salvar a las salas de cine

Fuerte respuesta inmune

Después de que la vacuna candidata fue desarrollada en marzo, el equipo la administró a los hurones en dos inmunizaciones con 28 días de diferencia. Después de otros 28 días, la mitad de los animales fueron expuestos al virus que causa el COVID-19.

En un comunicado, los investigadores informaron que “la vacuna indujo una fuerte respuesta inmune, generó anticuerpos neutralizantes y disminuyó la infección viral en el tracto respiratorio superior a niveles casi indetectables”.

Las pruebas se realizaron en hurones, un modelo animal previamente desarrollado para la prueba de la vacuna COVID-19.

A través del análisis del genoma de los modelos animales, los investigadores determinaron que los hurones vacunados que fueron expuestos al coronavirus estaban protegidos contra la infección, mientras los animales no vacunados contrajeron la infección.

Todos los hurones recibieron una dosis “alta” de un millón de partículas de la enfermedad, una dosis que ni siquiera está en el rango de lo que un humano estaría expuesto.

Los datos sobre los pulmones de los hurones aún se están analizando, pero los resultados iniciales indican una respuesta inmune muy alta, así como altos niveles de anticuerpos neutralizantes, y tampoco se observó evidencia de que el virus haya afectado a algún otro órgano.

Ensayos adicionales

En este punto, los investigadores informaron que el laboratorio está en medio de la producción de dosis de vacunas de grado clínico que pueden usarse en humanos, lo que los expertos llaman la parte más lenta del desarrollo de la vacuna.

Mientras tanto, se están haciendo todos los preparativos para realizar los estudios de seguridad, que los entes reguladores requieren para avanzar a los ensayos en humanos, que si todo avanza como se espera, comenzarán en otoño.

Los investigadores informaron que la vacuna indujo una fuerte respuesta inmune, generó anticuerpos neutralizantes y disminuyó la infección viral en el tracto respiratorio superior.

Para desarrollar la vacuna, el equipo aprovechó la experiencia previa y la investigación sobre otros coronavirus, incluidos el SARS y el MERS. La vacuna se formuló con un adyuvante combinado, un componente que ayuda a que las vacunas funcionen mejor, creado previamente en asociación con la Universidad Dalhousie, la Universidad de Columbia Británica y el Instituto Internacional de Vacunas con sede en Corea del Sur.

Apple y Google dan detalles sobre su app de rastreo de contagios de coronavirus

El equipo tiene programado realizar ensayos adicionales para los próximos meses, incluidos estudios de seguridad para ensayos clínicos en humanos este otoño. La Organización de Vacunas y Enfermedades Infecciosas también está completando una instalación de fabricación de vacunas que estará certificada para apoyar la capacidad de producción de vacunas en Canadá.

Además del candidato a vacuna, la VIDO-InterVac está colaborando con grupos de investigación en todo el mundo para evaluar potenciales fármacos antivirales y terapéuticos contra COVID-19.

Referencia: Promising pre-clinical results for USask VIDO-InterVac COVID-19 vaccine. University of Saskatchewan News, 2020. https://bit.ly/2TH7cnp

Más en TekCrispy