Cuando se trata del rendimiento y velocidad del computador, la memoria RAM juega un papel determinante para la fluidez del sistema operativo y las aplicaciones. En ese sentido, si tu computador suele ir lento o incluso, sufre cuelgues momentáneos con la ejecución de aplicaciones, debes revisar si amerita adquirir memorias de mayor capacidad. Sin embargo, también es necesario destacar que no podemos instalar la cantidad que queramos y que cada equipo cuenta con un límite definido que necesitamos conocer.

Por ello, te presentaremos un pequeño truco que no amerita instalar nada y que te permitirá conocer el máximo de memoria RAM que soporta tu sistema.

Descubre cuanta RAM soporta tu equipo

Probablemente tu computador era veloz cuando lo adquiriste, sin embargo, el paso de los años ha hecho que funcione con lentitud. Esto puede deberse a que con el pasar del tiempo las nuevas versiones de las aplicaciones que usamos constantemente se vuelven más exigentes, en ese sentido, la memoria RAM de tu computador podría comenzar a quedarse corta con respecto al consumo del software que usas. Aumentar la cantidad de memoria RAM disponible es la solución, sin embargo, además de conocer el modelo, debemos descubrir la cantidad máxima que soporta a fin de hacer la inversión adecuada.

Para lograrlo no necesitaremos instalar ningún software adicional, sino que obtendremos la información a partir de un comando ingresado en la consola.

En ese sentido, para comenzar, presiona la combinación de teclas Windows+R y en la ventana emergente que aparece escribe CMD y presiona Enter.

De inmediato abrirá una instancia del intérprete de comandos en donde deberás pegar el siguiente comando: wmic memphysical get MaxCapacity, MemoryDevices

La respuesta al ingresar la sentencia anterior será la muestra de dos datos: Max Capacity y Memory Devices. La primera hace referencia al máximo de memoria RAM permitido y la segunda a los módulos de memoria que puedes instalar.

De esta manera, sabrás hasta donde puedes ampliar la memoria RAM de tu equipo, evitando excedernos o quedarnos cortos al adquirirlas.