El año pasado, los cigarrillos electrónicos dieron mucho de qué hablar al empezar a registrarse muchos casos de enfermedad pulmonar en Estados Unidos. Y aunque ahora la atención está centrada en la pandemia de COVID-19, aún hay tela que cortar respecto a este tema.

Un nuevo estudio publicado en Journal of Adolescent Health revela que el hábito de vapear está más concentrado en los colegios estadounidense en los que hay una mayor proporción de estudiantes blancos, las escuelas del sur y oeste del país, y en las escuelas donde más estudiantes fuman cigarrillos.

Estudiantes vapearon en los últimos 30 días

Los investigadores de la Universidad de Michigan usaron los datos recolectados en encuestas de Monitoreo del Futuro de 2015 y 2016 de alumnos de octavo, décimo y duodécimo grado en 580 escuelas públicas y privadas de los Estados Unidos.

Descubrieron que, en general, más de uno de cada 10 estudiantes de secundaria y preparatoria informaron haber usado cigarrillos electrónicos en el último mes. Lo preocupante es que en algunas escuelas, hasta el 60 por ciento de los estudiantes informaron que vapearon durante dicho período.

Además, observaron que el uso de los cigarrillos electrónicos era significativamente mayor en aquellas escuelas con más estudiantes blancos, lo que sugiere una fuerte asociación racial hacia esta tendencia.

Prevalencia del vapeo a nivel escolar

Muchos estudios sobre el vapeo han examinado su uso a nivel individual, pero las tendencias a nivel escolar también son importantes, sobre todo al estudiar el hábito en adolescentes, ya que la influencia de los compañeros es un factor importante.

“Imagine cuán diferente sería un ambiente escolar para un adolescente si ninguno de sus pares estuviera vapeando, en comparación con tres de cada cinco de sus pares”, dijo el autor del estudio, Sean Esteban McCabe, profesor de la Escuela de Enfermería de la Universidad de Michigan y codirector del Centro para el Estudio de Drogas, Alcohol, Tabaquismo y Salud. “Se sentirían como dos mundos diferentes para un adolescente”.

Y en efecto, mientras un adolescente tenga más compañeros que usen cigarrillos electrónicos y dispositivos de vapeo, mayor será su oportunidad de acceder a ellos y empezar a usarlos.

En esta oportunidad, el equipo observó que la prevalencia del vapeo era estimulada por diferentes variables tanto a nivel individual como escolar. Por lo que los autores aclaran que la prevalencia escolar observada no se refiere a que más estudiantes vapean, sino a que el uso de cigarrillos electrónicos para vapear es más popular en ciertas escuelas en comparación con otras.

Estos resultados pueden servir de estímulo para los autoridades de las escuelas con mayor prevalencia de vapeo entre estudiantes, que deberían implementar programas personalizados específicos para abordar las causas que están impulsando esta tendencia en sus espacios.

Referencia:

School-Level Prevalence and Predictors of e-Cigarette Use in 8th, 10th, and 12th Grade U.S. Youth: Results From a National Survey. https://linkinghub.elsevier.com/retrieve/pii/S1054139X20301488