Después de casi una década desde la última vez que los astronautas partieron desde suelo estadounidense en una misión para explorar el espacio, la NASA parece estar finalmente lista para renovar estos esfuerzos desde su propio territorio.

Pero, este regreso viene de la mano con nuevos modelos de funcionamiento que incluyen al sector privado en la ecuación. Ahora parece que compañías como SpaceX toman el protagonismo en el desarrollo de los vehículos espaciales con los cuales la NASA realizará sus misiones de investigación.

"No vamos a lanzar hoy": ¿Por qué se canceló la misión Demo-2 de NASA y SpaceX?

Este próximo miércoles podría definir el curso que tomará la NASA dentro de los próximos años y también asegurar –o no– un futuro notorio para SpaceX en la historia de la exploración espacial. Faltando pocos días para este evento, acá te contamos todo lo que necesitas saber sobre el sobre la misión Demo-2 de  SpaceX y la NASA antes de que esta ocurra.

¿Qué es SpaceX?

En resumidas cuentas, SpaceX es la compañía de cohetes que fue creada por el millonario Elon Musk en el 2002. Desde entonces, la empresa no ha parado de asociarse con proyectos tan llamativos como polémicos, como por ejemplo sus proyectos de hacer viajes turísticos al espacio o de llevar el hombre a Marte antes de que acabe esta década.

Ambos se encuentran en este momento en desarrollo, ya que la SpaceX va en serio con la consecución de ambos. Pero, además de esto, con los años ha realizado diversas colaboraciones con la NASA y, en la actualidad, muchos de sus vuelos no tripulados llevan provisiones y equipos a la Estación Espacial Internacional.

Además de esto, ha transportado y colocado satélites en el espacio tanto para compañías privadas como para variados gobiernos. Es claro que la empresa ubicada en Hawthorne, California, ya ha marcado notoriamente el mundo de aeronáutica espacial, pero será este vuelo en 2020 el que podría marcar su historia para siempre.

¿Qué es la Estación Espacial Internacional?

La construcción de esta tuvo inicio en 1998 y culminó en el 2000. Para su consecución, muchos países colaboraron, por lo que, en la actualidad todos estos utilizan sus instalaciones por igual y realizan investigaciones colaborativas.

Esta orbita la Tierra como un satélite y se encuentra a unas 250 millas de distancia de esta. Desde su culminación en el 2000, la Estación Espacial Internacional siempre ha albergado a al menos un grupo de astronautas realizando trabajos de investigación científica.

¿Qué hace tan especial a la misión Demo-2?

Básicamente, esta misión guarda una importancia especial por dos motivos, uno para cada uno de sus participantes. Para el caso de la NASA, implicaría la oportunidad de volver a realizar viajes espaciales que despeguen desde territorio estadounidense después de 9 años de cese de estas actividades.

Durante estos años, las misiones de exploración –y sobre todo investigación– no se han detenido. Pero, han tenido que depender de entes externos como la agencia rusa Roscosmos para poder llevar a sus astronautas al espacio. Ahora, este lanzamiento podría poner fin a esta tendencia, lo que se convertiría en un momento histórico para los Estados Unidos.

NASA y SpaceX realizarán primer lanzamiento espacial tripulado a pesar del coronavirus

Por su parte, para SpaceX esto se convertiría en un ratificador de sus actividades con la NASA. De hecho, este también será el lanzamiento que definirá si la cápsula espacial de la empresa, Crew Dragon, es certificada y se comienza a utilizar en la NASA para misiones de larga duración en el espacio. Lo que, a su vez implicaría un puesto seguro para la compañía en futuros proyectos de la organización, así como mayor notoriedad en el mercado, lo que le dará más valor a las propuestas y convenios que desarrolle con otros actores privados.

¿Cuándo será el lanzamiento?

Como ya lo hemos mencionado más arriba, este se dará el miércoles 27 de mayo de este año. Según el British Summer Time (BST) a las 9:32 pm, las que, en el Eastern Time (ET), equivalen a las 4:32 pm.

¿Dónde se llevará a cabo?

El lanzamiento tendrá lugar en el mismo terreno en el que, años atrás, se llevó a cabo el histórico lanzamiento del Apolo 11, el complejo de lanzamiento 39A. Este se ubica dentro de las instalaciones del Centro espacial John F. Kennedy en Merritt Island, Florida.

¿Y si hay mal clima?

Durante el día del lanzamiento, el 45° Escuadrón meteorológico de la Fuerza Aérea se encargará de mantener vigiladas las condiciones climáticas. Tan solo la semana pasada, un lanzamiento de SpaceX tuvo que ser pospuesto hasta nuevo aviso y otro de la NASA se retrasó un día debido al paso de una tormenta tropical.

Entonces, como medidas de precaución habituales, cuatro horas antes del despegue, el escuadrón realizará un análisis completo para dar su visto bueno al inicio de las operaciones. Luego, faltando 30 minutos para el despegue, realizarán otro para asegurarse de que todas las condiciones se mantengan estables.

De ser así, se podrá proceder sin problemas. En caso de que no, el lanzamiento podría tener que posponerse. Si la misión se retrasa, la fecha de respaldo sería este mismo 30 de mayo.

¿Se podrá ver en vivo?

En efecto, todo el proceso del lanzamiento se podrá ver en vivo a través de diversas plataformas. Por ejemplo, se podrá ver en vivo a través de la plataforma NasaTV gracias al streaming. Asimismo, también estará disponible en la página web de SpaceX y en el canal oficial del YouTube de la compañía, ambos también con transmisión en tiempo real.

NASA se prepara para lanzar nuevas misiones Artemis

¿Cómo será el despegue?

El Falcón 9 –el cohete diseñado por SpaceX y elegido por la NASA para transportar a la cápsula Crew Dragon y a su tripulación a la Estación Espacial Internacional– estará esperando al par de astronautas que lo abordaran en el Centro Espacial John F. Kennedy.

El par de astronautas elegidos para la misión Demo-2 llegarán a la base de este en un automóvil eléctrico Tesla Model X –cortesía de Musk, quien también es CEO de la empresa automovilística Tesla. Una vez allí, el par subirá 230 pies en un ascensor eléctrico que los llevará a la cabina de control del Crew Dragon. Todo tal como se puede observar en un video que meses atrás Elon Musk compartió por sus redes sociales.

¿Quiénes van a bordo?

Los dos astronautas que han sido seleccionados para esta misión son Robert Behnken y Douglas Hurley. El primero, de 49 años, será el comandante de operaciones de la misión. Por lo que, su labor estará orientada a dirigir momentos vitales de la misión como el encuentro, el atraque y el desacoplamiento de la cápsula Crew Dragon una vez lleguen a la Estación Espacial. Asimismo, estará a cargo de las labores directamente relacionadas con la misión Demo-2 mientras estén en el espacio.

Por su parte, Hurley será el comandante de la nave espacial de la Demo-2. Lo que implica que sus responsabilidades incluirán supervisar el lanzamiento, el aterrizaje y la recuperación de esta su nave durante la misión. Ambos fueron seleccionados como astronautas en el año 2000 y han cumplido previamente misiones para la NASA. Sumado a esto, ambos estuvieron relacionados con el área militar antes de volverse exploradores espaciales, siendo el primero parte de la Fuerza Aérea y el segundo de los marines.

¿Qué pasará cuando estén en órbita?

Si el lanzamiento transcurre como se espera, la cápsula Crew Dragon se desacoplará del Falcón 9 una vez esté en el espacio. Desde allí, será guiada hasta la Estación Espacial Internacional, donde Behnken y Hurley abordarán.

Entre el lanzamiento y la llegada a la Estación Espacial deberán pasar por lo menos 24 horas. Entonces, mientras tanto, las labores de los astronautas dentro de la Crew Dragon serán probar el sistema de control ambiental, las pantallas y el sistema de control central, así como los propulsores de maniobra y afines. Todo con la intensión de verificar que cada componente de la misión se encuentra en orden y funcionando adecuadamente.

En general, la el viaje hasta la Estación Espacial y el aterrizaje los realiza la nave automáticamente, pero, si algo sale mal, el par podrá tomar el control de esta para regresarla a su curso.

Desde aquí podrás seguir el histórico vuelo espacial de la NASA y SpaceX

Por su parte, el propulsor del Falcon 9 volverá a la Tierra y será recuperado por SpaceX para usos futuros. Un detalle que la empresa ha intentado añadir a la mayoría de sus lanzamientos al trabajar en la fabricación de equipos que no sean de un solo uso para los vuelos espaciales.

¿Y qué pasará cuando lleguen a la Estación Espacial Internacional?

Si todo va según lo planeado, Behnken y Hurley se unirán a los miembros de la Expedición 63 de la Estación Espacial. Esta comenzó apenas este 17 de abril en la nave Soyuz MS-15, de Roscosmos.

Inicialmente esta contó con tres miembros, Christopher Cassidy, de la NASA y los ingenieros de vuelo rusos Anatoli Ivanishin e Ivan Vagner. Douglas Hurley y Robert Behnken harían que este grupo aumentara a 5, para ser nueve al final del año con la llegada en septiembre de la misión Crew-1. La expedición tendría su fin el 21 de octubre de este mismo año. Durante estos meses, todo el equipo estaría realizando experimentso y labores de investigación a bordo de la Estación Espacial.

¿Cuánto durará la misión Demo-2?

A pesar de que la expedición tiene una fecha definida para terminar, la misión Demo-2 en realidad no la tiene. Según la NASA, los dos astronautas tendrán una “estadía extendida en la estación”, por lo que aún no se ha definido una fecha exacta para su regreso a la Tierra.

Por lo que parece, esta se evaluará en base a los resultados que dé y el desempeño que muestre la Crew Dragon durante el viaje. Originalmente, se espera que la misión pueda durar al menos 110 días y la cápsula ha sido diseñada para durar al menos 210, como precaución. Durante todo este lapso, la Crew Dragon se mantendrá conectada a la Estación Espacial, esperando el momento para regresar a la Tierra.

¿Por qué NASA se “detuvo” por tanto tiempo?

En realidad, la NASA no ha dejado sus actividades desde su creación. Las investigaciones y viajes espaciales se siguen llevando a cabo con relativa regularidad. Sin embargo, lo que sí se había dejado de lado era la posibilidad de llevarlas a cabo de forma independiente desde su propio territorio.

En el 2011 se dio el último lanzamiento desde suelo estadounidense realizado por la NASA, ya que su programa espacial fue cancelado. Se esperaba que, con el cierre de este, se iniciara uno nuevo orientado a la exploración de asteroides y otros rincones del espacio profundo, pero la propuesta se quedó en el papel.

La intención en aquel momento nunca fue frenar por tantos años, pero estos se fueron acumulando y, finalmente, la organización se quedó atrás, motivo por el cual requirió del apoyo de terceros como la agencia espacial Roscosmos y sus cápsulas Solyuz para realizar sus investigaciones.

El clima le sonríe al lanzamiento espacial de SpaceX y la NASA

Ahora, la adición de la iniciativa privada –en este caso la de SpaceX– en las actividades de la NASA podría cambiar de nuevo el curso de su historia. En otras palabras, la brecha que se formó entre ella y otras agencias espaciales se podría cerrar con la llegada de este nuevo factor al juego.

Un poco más de contexto

Para finalizar, vale la pena comprender un poco más del contexto en el que todo este lanzamiento se lleva a cabo. En un principio, se esperaba que este ocurriera en el 2019. Sin embargo, la explosión de uno de los Falcon 9 de SpaceX durante un ensayo en abril encendió las alarmas y todos los procesos se pospusieron debido a preocupaciones de seguridad.

Ahora, un año más tarde, las fallas fueron reparadas y tanto la NASA como SpaceX consideran que están listos para hacer historia con este lanzamiento. No obstante, la polémica no ha dejado de rodear a este evento.

Tan solo una semana antes de su fecha de despegue Doug Loverro, el jefe de vuelos espaciales humanos de la NASA renunció a su puesto después de solo 6 meses de servicio. Por lo que se entiende, dos grandes conflictos lo llevaron a dejar el cargo.

Cancelado: el nuevo lanzamiento de SpaceX y la NASA será este sábado

Por un lado, se dice que opina que la velocidad que la NASA busca imprimirle a su regreso a la investigación espacial es exagerada y que puede llevar a problemas de seguridad. Sin embargo, en su carta de renuncia, este no hace referencia al vuelo de SpaceX, sino a los planes de la misión Artemisa, que espera en el 2024 devolver al hombre a la Luna y llevar a la primera mujer a esta.

Por si fuera poco, los planes expresados por Trump de crear los Acuerdos de Artemisa, para iniciar la explotación de los recursos de la Luna también pudo haber tenido que ver con la temprana salida de Loverro de su cargo. Para este momento, el administrador asociado de la NASA, Steve Jurczyk, ha sido elegido como su sustituto provisional

¿Y ahora?

En su momento, el director de la NASA, Jim Bridenstine, en su momento hizo referencia a SpaceX y a la explosión del Falcon 9 al hacer un llamado a regresar a las expectativas “realistas” sobre los viajes espaciales. Ahora, además de las acciones de Loverro, parece que las aguas se han calmado. Pero no será sino hasta este próximo miércoles que podremos conocer el verdadero final de esta historia –o, mejor dicho, el inicio.

Más en TekCrispy