La pandemia del coronavirus ya tiene casi 6 meses entre nosotros y, hasta la fecha, tiene en su haber más de 5 millones de contagios en todo el mundo. Las cifras de cada nación que demuestran qué tan afectadas han estado por la enfermedad pueden variar notoriamente. Sin embargo, con el paso del tiempo ha sido posible detectar tendencias que señalan las áreas en las que el COVID-19 pudo y podrá estar más activo.

Continentes como Asia y Europa ya han vivido en carne propia las consecuencias que trae la circulación libre de esta enfermedad. Luego, con Estados Unidos, América del Norte ha visto la peor cara del coronavirus. Sin embargo, a estas alturas, muchos países ya tratan de prepararse para una reapertura económica y para la salida de la cuarentena.

Ensayo confirma beneficios de la dexametasona para COVID-19 y revela sus riesgos

¿El problema? Que mientras esto pasa a un lado del océano o del continente, del otro los casos del COVID-19 parecen solo estar comenzando a repuntar. A pesar de que las curvas de contagio en muchos países latinoamericanos parecían haberse aplanado, en la última semana las cifras han dado saltos que se han vuelto un factor de preocupación para el resto del mundo.

A continuación, reflejamos los países que hasta ahora se han visto más afectados por esta pandemia en Latinoamérica. Asimismo, recorreremos brevemente su situación y las medidas que han tomado (o no) para contenerla.

Brasil

Para encabezar esta lista es imposible nombrar a otra nación además de Brasil. En estos momentos, este se trata del tercer país más afectado por el coronavirus, siendo superado solo por Estados Unidos y Rusia.

Para esta última semana, reportó un total de 300 mil casos confirmados de COVID-19 y 20 muertes por su causa. Tristemente, se sospecha que estos ni siquiera son los números reales y que la situación es incluso peor de lo que se reporta. Ya que, muchos fallecimientos se clasifican como “sospechosos de COVID-19”, por lo que no ingresan a los conteos oficiales.

Por su parte, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, sigue sin reconocer la gravedad de la situación. Ha llamado al COVID-19 solo una “gripe” y ha instado a los ciudadanos a salir de sus casas sin preocupación para que sigan trabajando y mantengan la economía activa.

El bienestar animal es fundamental para el futuro de la humanidad

En diferentes estados, los gobernadores brasileños han tratado de imponer sus propias medidas preventivas, pero Bolsonaro también ha hecho una campaña descalificadora contra estas y ha reiterado su llamado a los ciudadanos para que salgan de sus casas.

Por su parte, su primer ministro de salud fue despedido por no estar de acuerdo con sus acciones y una semana después el segundo ministro de salud también presentó su renuncia. Esto por lo apoyar los clamores sobre la hidroxicloroquina de Bolsonaro, que apoyaban aquellos realizados por Trump en Estados Unidos.

Perú

El territorio peruano ya ha reportado más de 109 mil casos confirmados del COVID-19 y más de 3 mil fallecidos por su causa. El sistema de salud de Perú no estaba listo para el golpe y ello se notó de inmediato. A pesar de que el país tomó medidas tempranas para prevenir los contagios, las 2.5 camas de cuidados intensivos que tenía por cada 100 habitantes evitaron que el país pudiera dar un tratamiento adecuado a sus ciudadanos.

México

Siguiendo a Brasil y a Perú, de Latinoamérica no hay otro país que esté tan afectado como México. En la actualidad, ya ha acumulado más de 6 mil fallecimientos por el coronavirus y cuenta con más de 60 mil casos confirmados de esta enfermedad.

Por día, el promedio de muertes se fija en 400 e –igual que en Brasil– se sospecha que estos conteos ni siquiera son fidedignos. En estos casos, se habla de que muchos fallecimientos se registran como “neumonía atípica” y que, por ente, no ingresan a los reportes oficiales que hace el gobierno.

Por su parte, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, tampoco mostró mucho compromiso con la lucha contra esta enfermedad. Luego de que se confirmara el primer caso de COVID-19 en su territorio, este continuó viajando por el país sin tomar precauciones.

A pesar de que los números no parecen estar bajando y los nuevos casos y fallecimientos siguen en aumento, el país no parece tener intención de tomar medidas más fuertes. De hecho, ya el gobierno ha cambiado su atención a la reactivación de la economía.

Pruebas grupales: el nuevo método para mantener a raya el contagio del coronavirus

Chile

La nación chilena ha sido otro de los países que no demoró en lanzar medidas preventivas fuertes apenas se detectaron los primeros casos de coronavirus dentro de sus fronteras. Sin embargo, su punto débil ha sido el poco abasto que se ha logrado dar su sistema de salud para atender a todos los contagiados con el COVID-19.

Justo ahora, el país tiene más de 60 mil casos confirmados y reporta 630 fallecimientos por la enfermedad. Asimismo, para este viernes ya el 90% de las camas en sus hospitales estaban ocupadas por enfermos del coronavirus. Por si fuera poco, ya el país toma medidas de precaución como la creación de al menos mil tumbas de emergencia –en previsión de una futura oleada de muertes en su territorio.

Ecuador

Ecuador ha sido uno de los países con la tasa de mortalidad más alta debido al COVID-19, con sus 35 mil casos confirmados ya ha reportado casi 3 mil muertes entre sus habitantes, lo que casi llega a ser un porcentaje de mortalidad del 10%.

Todo el territorio fue sometido a un toque de queda entre las 2 pm y las 5 am. Sin embargo, este casi no ha sido respetado por los ciudadanos que igualmente han intentado salir a las calles y trabajar informalmente en estas. Por si fuera poco, el manejo de los cadáveres ha sido poco planeado y se han presentado tristes casos en los que las familias han debido sacarlos a la calle debido a que las autoridades no responden a los llamados para que sean recogidos.

Colombia

Desde que se reportó el primer caso de coronavirus en el territorio colombiano, el gobierno se movió velozmente y puso en marcha un plan de emergencia para atender la epidemia del COVID-19 dentro de sus fronteras. Para estos momentos, el país reporta más de 18 mil casos confirmados de la enfermedad y 652 muertes a causa de esta.

¿Cómo ha afectado la pandemia a los australianos? Este informe arroja nuevos datos

A pesar de que algunas zonas han sido exitosas al frenar el contagio, otras como la ciudad de Leticia, que colinda con Brasil y Perú, se han visto gravemente afectadas. Solo esta parte del territorio reporta 1.300 de los 18 mil casos totales y la cifra sigue en aumento.

Aunque Colombia ha cerrado sus fronteras, los pasos ilegales que se encuentran en toda esta siguen permitiendo la entrada y salida de colombianos y extranjeros. Ante esto, el país señala como principal responsable a Brasil y su falta de una política regulatoria para controlar el avance de la enfermedad.

¿Una segunda ola es posible?

En medio de todo esto, el mundo se preocupa de que esto sea la señal de una segunda oleada del coronavirus. Muchos científicos han afirmado que esta será una realidad. Y que, por tanto, en lugar de preguntarnos si esta podría venir o no, deberíamos comenzar a prepararnos para atacarla. ¿Será Latinoamérica el nuevo epicentro de esta segunda ola? Las cifras apuntan a que esta es una gran posibilidad.

Más en TekCrispy