Los routers son dispositivos que forman parte fundamental de cualquier sistema de redes, ya sea doméstica o corporativa. Para hacerlo fácil de entender, podemos ver a estos equipos como los encargados de distribuir y gestionar la conectividad local e internet a todos los dispositivos que forman parte de la red. Este funcionamiento de los routers es gracias al llamado Firmware, una pieza de software que puede ser vista como el sistema operativo encargado de controlar la operación de todos los componentes del dispositivo.

El firmware al igual que un sistema operativo, se mantiene en mejoras constantes y esto quiere decir que podemos obtener nuevas versiones para nuestros routers. En ese sentido, si cuentas con uno de la marca TP-Link, a continuación te mostraremos el procedimiento para actualizarlos.

Antes de actualizar el firmware de tu TP-Link

La marca TP-Link es una de las más populares en lo que respecta a equipos de conectividad dentro de los que se encuentran los routers. Cada modelo de enrutador funciona con un firmware específico y en ese sentido es necesario conocer el tipo de dispositivo que tenemos para dar con el archivo correcto. De esta manera, antes de comenzar con el proceso de actualización debes asegurarte de cumplir con algunos pasos previos:

  • Revisa el modelo de tu router TP-Link.
  • Ten a la mano un cable de red RJ45, será útil en caso de presentar cualquier falla a la hora de cargar el firmware.
  • Asegúrate de estar conectado a la red WiFi correcta.

Actualizando el firmware de un router TP-Link

Paso 1: descarga el firmware

Una vez tenemos conocimiento del modelo correcto de nuestro router, lo primero que debemos hacer es buscar el firmware en el sitio web de TP-Link. Si sigues este enlace, ingresarás directamente al área de descargas del fabricante en donde encontrarás un completo listado con todos los modelos disponibles.

Paso 2: ingresa al router y carga el firmware

Una vez hayamos descargado el firmware correcto en el computador, pasamos al segundo paso que comienza ingresando al router. Para ello, debemos dirigirnos al navegador y en la barra direcciones ingresamos la dirección IP del router, que por defecto podría ser 192.168.1.1 o 192.168.0.1.

Esto te llevará directamente a la interfaz de administración del router, en donde encontrarás un panel de opciones en el lado izquierdo. Aquí, debemos dirigirnos a la última opción identificada como “System Tools” que desplegará otra serie de opciones en donde nos interesa la llamada “Firmware Upgrade”.

Paso 3: cargando el archivo de firmware

Una vez estés dentro de la opción “Firmware Upgrade”              , se presentará un botón para seleccionar el archivo. Al hacerle click se desplegará una ventana del explorador de Windows, dirígete al directorio que almacena el firmware y al encontrar el archivo, haz doble click.

Una vez cargado el archivo, solo tendremos que hacer click en el botón “Upgrade” para que comience el proceso. Cabe destacar que esta tarea tomará algunos minutos y al finalizar, el dispositivo se reiniciará. Si vuelves a entrar en la opción “Firmware Upgrade” podrás ver que la información mostrada en “Firmware Version” será diferente a la que teníamos previamente.

¿Para qué actualizar el firmware de un router TP-Link?

Como mencionamos al principio, el firmware de un router no es más que el sistema operativo que controla las funciones de sus componentes. En ese sentido, tal y como los sistemas operativos reciben actualizaciones y mejoras, también los firmware lo hacen, por lo que actualizar el que incorpora nuestro router resulta una manera de mejorar su funcionamiento y los aspectos de seguridad.

Las nuevas de versiones de firmware corrigen errores y mejoran el rendimiento de los dispositivos con respecto a sus ediciones anteriores. Por ello, la importancia de estas actualizaciones radica en la obtención de un aumento significativo del rendimiento en todas las características del dispositivo.

Más en TekCrispy