Un equipo de científicos médicos en Japón trasplantó de manera exitosa células hepáticas derivadas de células madre embrionarias en un bebé recién nacido con una afección en el hígado.

Este logro constituye una primicia a nivel científico en todo el mundo, y su éxito supone nuevas opciones de tratamiento para los bebés que nacen con enfermedades graves.

OMS recomienda a las madres con coronavirus continuar con la lactancia

Células hepáticas procedentes de células madre embrionarias

El recién nacido fue diagnosticado con un trastorno del ciclo de la urea, una condición en la que el hígado no es capaz de descomponer el amoniaco tóxico, dando lugar a su acumulación en el organismo.

Pero a sus seis días de vida era demasiado pequeño para someterse a un trasplante de hígado. Este procedimiento no se considera seguro sino hasta que un niño pesa alrededor de seis kilogramos, peso que alcanza entre los tres y cinco meses de edad.

En vista de este gran obstáculo, los médicos del Centro Nacional de Salud y Desarrollo Infantil decidieron arriesgarse y probar un tratamiento diferente, un “tratamiento puente” con el que el bebé podría vivir hasta ser lo suficientemente grande para una cirugía.

Entonces inyectaron 190 millones de células hepáticas derivadas de células madre embrionarias (células ES) a través de los vasos sanguíneos del cordón umbilical hasta el hígado del bebé.

Trasplante de hígado exitoso

Y el resultado positivo: el nivel de amoniaco en la sangre cayó a niveles normales. Nueve semanas después el bebé pudo salir del hospital para esperar cumplir con las condiciones para recibir el siguiente tratamiento, es decir, un trasplante de hígado.

“El paciente no vio un aumento en la concentración de amoniaco en la sangre y pudo completar con éxito el siguiente tratamiento”, dijo el Centro Nacional de Salud y Desarrollo Infantil en un comunicado de prensa.

Para el procedimiento, el bebé recibió un trasplante de hígado de su padre en marzo de este año, y fue dado de alta del hospital seis meses después de su nacimiento. Y los últimos reportes indican que tiene un buen estado de salud.

Una opción de tratamiento viable

El instituto señaló también que en Europa y los Estados Unidos, hay disponibilidad de células hepáticas después de ser retiradas de los donantes con muerte cerebral. Pero estos suministros son más limitados en Japón, lo cual aumenta las dificultades en el manejo de enfermedades como estas en recién nacidos mientras esperan crecer un poco más para ser aptos para un trasplante.

“El éxito de este ensayo demuestra la seguridad en el primer ensayo clínico del mundo que utiliza células ES humanas para pacientes con enfermedad hepática”, dijo el instituto.

Además, planean llevar a cabo unos tres tres trasplantes de células más antes del final del año fiscal actual a fin de obtener más evidencia para establecerlo como un tratamiento viable, según indicó el portal japonés NHK.

Referencia:

Newborn given liver cells made from stem cells. https://www3.nhk.or.jp/nhkworld/en/news/20200521_15/

Japan newborn gets liver stem cells in world first.https://medicalxpress.com/news/2020-05-japan-newborn-liver-stem-cells.html

Más en TekCrispy