Durante mucho tiempo la bacteria Staphylococcus aureus ha sido reconocida como una causa importante de infecciones adquiridas tanto en la comunidad como en los entornos de atención médica.

En la última década, se ha documentado un número creciente de infecciones por S. aureus resistente al antibiótico meticilina (MRSA, por sus siglas en inglés) Solo en Estados Unidos esta bacteria causa más de 80.000 infecciones y entre 11.000 a 18.000 muertes anualmente, siendo la causa más común de todas las infecciones de la piel y los tejidos blandos y representando una grave amenaza para la salud pública.

Estudio reveló una reducción en la dispensación de antibióticos en Reino Unido

Capacidad de producir toxinas bloqueada

En un reciente estudio, investigadores de la Universidad de Emory identificaron compuestos específicos del árbol de pepino brasileño (Schinus terebinthifolia) que reducen la virulencia de las bacterias estafilococos resistentes a los antibióticos.

La investigación demostró que los ácidos triterpenoides en las bayas rojas de la planta “desarman” las peligrosas bacterias al bloquear su capacidad de producir toxinas, proporcionando la primera evidencia de que estos compuestos son un golpe contra el MRSA.

Solo en Estados Unidos, la bacteria MRSA es responsable de más de 80.000 infecciones y entre 11.000 y 18.000 muertes anualmente.

En el año 2017, el equipo de investigación encontró que una mezcla refinada y rica en flavonas de 27 compuestos extraídos de las bayas del árbol de pepino brasileño inhibía la formación de lesiones cutáneas en ratones infectados con MRSA.

El extracto funciona no matando a la bacteria MRSA, sino reprimiendo un gen que permite que las células bacterianas se comuniquen entre sí. El bloqueo de esa comunicación evitó que las células tomen medidas colectivas, lo que esencialmente desarmó a las bacterias al evitar la excreción de las toxinas que usan para dañar los tejidos.

Un potencial tratamiento

Para el estudio actual, los investigadores querían reducir el alcance de los 27 compuestos identificados previamente para aislar los químicos específicos involucrados en el “desarme” del MRSA.

A tal fin, el equipo refinó minuciosamente los compuestos originales, probando cada nueva iteración para determinar su potencia en las bacterias. En complemento, se utilizó una serie de técnicas de química analítica, incluida la espectrometría de masas, la espectroscopía de resonancia magnética nuclear y la cristalografía de rayos X para obtener una imagen clara de los productos químicos involucrados en el mecanismo antiviral observado.

Investigadores identificaron compuestos químicos en las frutas del árbol de pepino brasileño que reducen la virulencia de bacterias resistentes a los antibióticos.

Este análisis mostró que tres ácidos triterpenoides funcionaron igualmente bien para inhibir que el MRSA forme toxinas en una placa de Petri, y uno funcionó particularmente bien para inhibir su capacidad de formar lesiones en la piel de los ratones.

Hallan nuevo mecanismo que regula la capacidad patógena del estafilococo dorado

Los investigadores también demostraron que los ácidos triterpenoides reprimían no solo un gen que el MRSA usa para excretar toxinas, sino dos genes involucrados en ese proceso.

Sobre la base de estos resultados, el equipo de investigación planea hacer más estudios para probar los ácidos triterpenoides como tratamientos para las infecciones por MRSA en modelos animales. Si esos estudios son prometedores, el siguiente paso sería trabajar con químicos medicinales para optimizar la eficacia, entrega y seguridad de estos compuestos antes de realizar pruebas en humanos.

Referencia: Triterpenoid acids isolated from Schinus terebinthifolia fruits reduce Staphylococcus aureus virulence and abate dermonecrosis. Scientific Reports, 2020. https://doi.org/10.1038/s41598-020-65080-3

Más en TekCrispy