Dos ciclones tropicales severos sobre el norte de Australia. Crédito: Nasa Earth Observatory.

Los científicos que estudian el cambio climático han pronosticado durante mucho tiempo que el calentamiento global podría generar ciclones más fuertes, lo cual ciertamente causaría problemas a los seres humanos. Sin embargo, esta tendencia ha sido difícil de identificar debido a que los diferentes cambios naturales que se han suscitado en el mundo debido a este fenómeno.

Pero un estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences revela que los ciclones tropicales se han vuelto más intensos en todo el planeta en las últimas cuatro décadas y las tormentas se han vuelto más destructivas y frecuentes. Estos hallazgos dejan evidencia de la veracidad del pronóstico sobre la influencia del calentamiento de los océanos sobre este tipo de eventos.

Microsoft cerrará permanentemente casi todas sus tiendas de retail

Un aumento de los tifones en las últimas décadas

Los científicos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica del gobierno de EE. UU. estudiaron los registros satelitales de 1979 a 2017 y encontraron un claro aumento en la frecuencia de los ciclones más destructivos, como huracanes o tifones.

Estos eventos pueden generar vientos sostenidos que superan los 185 kilómetros por hora (km/h), y la probabilidad de que esto ocurra aumentó en aproximadamente un 15 por ciento durante los últimos 39 años.

Un estudio previo de estos mismos datos pero en un período más corto que abarcó solo de 1982 a 2009 reveló también tendencias positivas, pero estas no eran significativas a nivel estadístico.

Pero en esta oportunidad los resultados son consistentes con la comprensión actual de la física y los diferentes modelos empleados para este tipo de pronósticos. Y según los autores, “aumentan la confianza de que los ciclones tropicales se han vuelto sustancialmente más fuertes, y que hay una posible huella humana en este aumento”.

El Dr. Hamish Ramsay, un investigador científico de CSIRO que estudia ciclones, alertó también sobre otros posibles escenarios derivados del calentamiento de los océanos, como incremento de las lluvias.

“Este estudio confirma lo que los modelos climáticos han estado prediciendo durante algún tiempo: que la proporción de las tormentas más intensas aumentará a medida que el clima se calienta”.

Australia experimentará tormentas más intensas

El estudio también se enfocó en analizar los cambios en la intensidad de los ciclones por región, encontrando que el sur del Océano Índico y el sur del Océano Pacífico mostraron un aumento en el número de tormentas más intensas.

Niveles de CO2 aumentan significativamente a pesar de los bloqueos por la pandemia

Australia, que se encuentra en dos cuencas oceánicas donde se forman los ciclones, el sur del Océano Índico y el sur del Océano Pacífico, es escenario de este tipo de eventos. Expertos como el Dr. Greg Holland, un científico emérito sénior en el Centro Nacional de Investigación Atmosférica en Colorado, dice que para esta región en particular hay “potencial de que haya ciclones tropicales más intensos llegando a tierra y causando más daños.

También advirtió que había evidencia de que la región oceánica de Australia, en la cual podrían tener lugar los ciclones intensos, también se estaba expandiendo, aunque el movimiento observado fue de apenas unos 150 km.

Holland, quien ha estudiado los ciclones durante 40 años, dijo que “no hay nadie que diga que la tendencia irá en la otra dirección”, confiando plenamente en los resultados obtenidos.

“La física ha estado bien establecida durante 30 o 40 años. Si obtienes un océano más cálido, la intensidad de los ciclones aumenta. Eso es un aumento del 5 por ciento o 10 por ciento en los vientos máximos por cada 1 °C de calentamiento en el océano. El mundo se está calentando y es porque hemos puesto más gases de efecto invernadero en la atmósfera”.

Los expertos dicen que las tendencias se han prolongado lo suficiente como para que ya no se les pueda considerar como una variación natural aleatoria. Y la peor parte es que la exposición al riesgo de ciclones fuertes podría seguir en aumento conforme las temperaturas globales sigan incrementándose.

Referencias:

Global increase in major tropical cyclone exceedance probability over the past four decades. https://www.pnas.org/content/early/2020/05/12/1920849117

Tropical cyclones have become more destructive over past 40 years, data shows. https://www.theguardian.com/environment/2020/may/20/tropical-cyclones-have-become-more-destructive-over-past-40-years-data-shows

Más en TekCrispy