Pastillas Impresion 3d

La resistencia a los antibióticos constituye una de la mayores amenazas para la salud pública en todo el mundo, ya que nos dejaría sin tratamientos efectivos para combatir infecciones graves. Irónicamente, los mismos humanos han colaborado con este fenómeno, ya que muchos hacen uso inapropiado de estos medicamentos, y muchas veces sin prescripción médica.

Aunque la atención médica primaria ha jugado un papel importante en la expansión de esta situación, y de hecho, es responsable de más del 75 por ciento de todos los antibióticos dispensados solo en el Reino Unido.

En vista de ello, se han desarrollado estrategias de “administración de antibióticos” mejor enfocadas para alentar un uso más prudente de estos medicamentos en los servicios de atención primaria en todo el mundo. Pero hasta ahora nunca se había investigado el impacto de dichas estrategias en la cantidad de resistencia a los antibióticos en la comunidad.

Reducción global e individual de la dispensación de antibióticos

En vista de ello, un equipo de académicos de la Universidad de Bristol indagó en el impacto de la política primaria de prescripción de atención primaria sobre la infección comunitaria con agentes resistentes. Y según su documento publicado en la revista PLOS ONE, hubo una reducción en la dispensación global e individual de antibióticos entre 2013 y 2016.

Los investigadores escogieron este período porque el Servicio Nacional de Salud (NHS por sus siglas en inglés) puso en marcha un esquema de incentivos para reducir la dispensación de antibióticos desde 2014.

Encontraron que entre 2013 y 2016 hubo reducciones en la dispensación individual y global de antibióticos, las cuales estuvieron asociadas a una resistencia reducida a la ciprofloxacina, trimetoprima y amoxicilina. Notaron que la reducción ocurrió de manera muy rápida, en apenas tres meses, y que se mantuvieron durante otros tres meses para trimetoprima y amoxicilina.

Lo curioso es que, aunque se suscitaron estas reducciones en la la dispensación de otros dos antibióticos, cefalexina y co-amoxiclav, igual se registró un aumento de la resistencia a estos antibióticos en particular conforme pasaba el tiempo.

La Dra. Ashley Hammond, Investigadora Asociada Senior en el Centro de Atención Primaria Académica y autora principal de esta investigación, dijo que a pesar de que se observaron estas tendencias, es necesario actualizar con frecuencias las pautas nacionales sobre la prescripción de antibióticos.

“Si bien es tranquilizador que las reducciones en la dispensación de antibióticos puede resultar en reducciones en la resistencia en un corto período de tiempo, esto también sugiere que las pautas nacionales de prescripción deberán revisarse y actualizarse con frecuencia”.

Aunque todavía hay mucho que entender en este tema, sobre todo en el aumento de la resistencia observada respecto a los dos antibióticos previamente mencionados.

Referencia:

Antimicrobial resistance associations with national primary care antibiotic stewardship policy: Primary care-based, multilevel analytic study. https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0232903