La marihuana ha sido parte de la historia de la humanidad desde mucho antes de lo que imaginamos. Esta ha sido usada de forma medicinal y como parte de rituales religiosos por culturas y sociedades anteriores a las nuestras.

Ahora, sus propiedades medicinales se vuelven a estudiar al verla como una alternativa para tratamientos del dolor crónico. Pero, aunque en algunos países ya se la ha legalizado, aún son muchos los detalles desconocidos sobre ella y sus efectos en el organismo.

Caminar en espacios azules se asocia con una mejor salud general y mental

Debido a esto, en el mundo todavía se realizan extensas investigaciones sobre esta. En esta oportunidad, el foco se sitúa sobre la Facultad de Medicina Boonshoft de la Universidad Estatal Wright en Estados Unidos. En esta buscan comprender la posible relación existente entre la marihuana y la salud mental de quienes la consumen.

Los impactos poco estudiados

Con el tiempo hemos podido desentrañar algunos detalles extra sobre este compuesto. Sabemos, por ejemplo, que nuestro cerebro produce sus propias variantes de este como una forma de ayudarnos a lidiar con los malos recuerdos.

También sabemos que el consumo excesivo de esta puede generar que el organismo ya no la produzca más y se desarrolle una dependencia que se derive en adicción. Una que, a la vez, podría ser la causante de una sobredosis del elemento –no sería mortal, pero podría tener consecuencias a largo plazo en sectores como el sistema cardiovascular del cuerpo.

Asimismo, se han estudiado otros efectos inesperados de la marihuana como la forma en la que esta puede influir en la fertilidad masculina y en nuestra descendencia. También se ha descubierto que su consumo se relaciona con un índice menor de masa corporal y con otros efectos alternos si se ingiere en forma de comestibles.

La marihuana y la salud mental

Ahora, los investigadores se han enfocado en una nueva situación. Esta también parece ser frecuente en los consumidores de marihuana y es la aparición de problemas de salud mental. Para poder probar sus teorías, se han dedicado a estudiar a los 95 mil pacientes anuales del Centro de Trauma Nivel 1 del Hospital de Miami Valley.

En sus primeras observaciones, ha sido posible para ellos detectar relaciones estrechas entre aquellos pacientes entran por otras lesiones pero que consumen marihuana y también presentan indicios de problemas de salud mental.

Árboles con copas prominentes podrían reducir la mortalidad humana en entornos urbanos

Los problemas que suelen enfrentar los consumidores van desde la ansiedad y la depresión hasta los pensamientos suicidas. Asimismo, pareció ser posible notar que la incidencia de estos era mayor cuando los pacientes empezaban a consumir marihuana en edades tempranas.

Por ejemplo, algunos reportaron haber comenzado a utilizarla incluso a la temprana edad de 6 años. Sumado a esto, otros estudios han comprobado la relación entre el uso de marihuana en la adolescencia y el desarrollo de trastornos depresivos en la adultez. Por si fuera poco, sus observaciones iniciales han permitido ver que aquellos que consumen regularmente marihuana parecen presentar más episodios ansiosos que los pacientes que no la utilizan.

Un peligro potencial que debe ser estudiado

Para el equipo de investigadores estadounidenses, el siguiente paso está claro. Sus observaciones dan pie a una justificada preocupación sobre el uso regular de la marihuana y los efectos que esta pueda tener en nuestra salud mental.

Esperan que sus observaciones motiven al desarrollo de otras investigaciones más exhaustivas. Unas que determinen con claridad los procesos a través de los cuales la marihuana es capaz de afectar nuestra mente a largo plazo. En la actualidad, esta investigación solo es una de las muchas que se hacen sobre el cannabis. Sin embargo, no cabe duda de que sus resultados preliminares ratifican la necesidad de continuar realizando investigaciones de este estilo. Por lo menos hasta que podamos comprender con claridad el verdadero alcance de la marihuana en nuestro organismo.

Más en TekCrispy