La aerolínea EasyJet confirmó que fue víctima de un hackeo masivo en enero de 2020, donde los piratas informáticos lograron acceder a información privada de sus nueve millones de clientes.

De acuerdo con BBC, EasyJet descubrió que fue víctima de hackeos en enero del año en curso, sin embargo, es hasta ahora que admite los ataques públicamente e informa que información de viajes, correos electrónicos y tarjetas de crédito de sus clientes se vieron comprometidos.

“Ciberataque altamente sofisticado”

Como un “ciberataque altamente sofisticado”, calificó EasyJet al hackeo del que fue víctima a principios de año, donde los datos de nueve millones de usuarios fueron expuestos. Asimismo, la compañía señala que los hackers también lograron acceder a información de tarjetas de crédito de 2208 clientes.

EasyJet aclara que no tienen pruebas de que esta información haya sido aprovechada por los ciberdelincuentes, sin embargo, envió alertas de seguridad a todos sus clientes:

“No hay evidencia de que alguna información personal de ninguna naturaleza haya sido mal utilizada, sin embargo, por recomendación de la ICO, nos estamos comunicando con los aproximadamente 9 millones de clientes a los que se accedió a los detalles del viaje para asesorarlos sobre medidas de protección para minimizar cualquier riesgo de phishing potencial “.

De acuerdo con BBC, EasyJet aseguró la violación de los nueve millones de datos de usuarios, sin embargo, alerta para que todos los clientes tomen sus precauciones. Puesto que los hackers, pudieron haber usado información de correos electrónicos y contraseñas para acceder a las cuentas bancarias, incluso hacer movimientos legales como abrir cuentas, solicitar préstamos millonarios, entre otros.

Del mismo modo, se alerta a las víctimas y clientes de aerolínea en general a estar pendientes de movimientos de sus tarjetas de créditos, en caso de que los hacker hayan usado para realizar compras o ventas fraudulentas.

Si eres de los clientes afectados por el hackeo a EasyJet se recomienda realizar los cambios de contraseñas en todas las herramientas, desde correo electrónico hasta plataformas bancarias, puesto que debido al volumen de datos, es posible que los estafadores se hagan pasar por alguno de los afectados incluyendo la aerolínea para obtener mayor información personal.

En 2018, la aerolínea British Airways, fue víctima de un poderoso hackeo a través del malware magecart, que clonó los datos de miles de usuarios de British Airways. En dicho ataque se vieron comprometidos los datos de las tarjetas de crédito de 380,000 clientes.