En noviembre del año pasado, el ministro federal de salud en Australia, Greg Hunt, hizo saber a los gobiernos estatales y territoriales y a los seguros de salud privados que quería que los pacientes recibieran más atención médica en sus hogares que en los hospitales.

Junto a esta solicitud, informó su disposición para proveer el financiamiento necesario para empezar a poner en práctica esta modalidad para mejorar la eficiencia del sistema sanitario y los resultados clínicos de los pacientes.

Microsoft cerrará permanentemente casi todas sus tiendas de retail

La expansión masiva que ha experimentado el SARS-CoV-2 en el mundo ha dificultado el cumplimiento de este objetivo, pero esto no significa que se haya olvidado. De hecho, el modelo de hospital en casa podría ser de gran utilidad en un mundo posterior a la pandemia, y una nueva investigación divulgada en The Conversation nos recuerda su potencial.

¿Qué es el servicio de hospital en el hogar?

Según un estudio publicado en la Medical Journal of Australia, cada vez más australianos eligen recibir atención hospitalaria en su hogar. Solo entre 2017 y 2018, se brindaron más de medio millón de días de atención hospitalaria financiada con fondos públicos en los hogares de los pacientes en lugar de en el hospital.

¿Pero qué significa esto realmente? El modelo de “hospital en el hogar” es un servicio de atención aguda en el que los profesionales de la salud brindan la atención que normalmente se recibiría en el hospital en el hogar.

Entre las principales actividades que se llevan a cabo bajo esta modalidad de servicio médico, se encuentran la administración de antibióticos intravenosos para infecciones a corto y largo plazo, la administración de anticoagulantes para ayudar a prevenir coágulos sanguíneos, el cuidado posquirúrgico, el cuidado y manejo de heridas complejas y hasta la quimioterapia.

Un servicio muy extendido en Australia

Particularmente en Australia, ya este tipo de servicio es bastante común. De hecho, entre 2017 y 2018 se llevaron a cabo más de 595,000 días de atención hospitalaria en el hogar para pacientes que acudieron al servicio público. Esto repreenta más del 5 por ciento de los días de cama de atención aguda.

Mientras que en el sector privado, meno del 1 por ciento de los días agudos en cama fueron ejecutados en el hogar de los pacientes.

Ahora bien, la forma en que se implementan estos servicios puede variar drásticamente entre los estados y territorios. Pero en general, se cuenta con un equipo multidisciplinario de personal de enfermería, médico y de salud. Los pacientes se mantienen bajo el cuidado de su médico del hospital, y los recursos y equipos de la institución también están disponibles en caso de que los necesiten.

Algunos ejemplos son el programa hospitalario en el hogar de Western Health, que atiende a personas con enfermedades crónicas como insuficiencia cardíaca, enfermedad pulmonar obstructiva crónica y cáncer. Mientras que Monash Health ofrece una gama de cuidado a lo largo de la vida, desde bebés prematuros hasta ancianos.

Ventajas del hospital en el hogar

Entre sus beneficios, podemos mencionar una mayor comodidad para los pacientes, menos ruido, mayor libertad para moverse, alimentos más sabrosos, y quizás lo más importante es que se reduce el riesgo de adquirir infecciones.

Los expertos indican que el tratamiento de los pacientes desde el hogar pueden mejorar la capacidad de respuesta a las necesidades culturales y socioeconómicas. Tanto los pacientes como los cuidadores aprecian la posibilidad de escoger entre el hospital y su hogar, y se sienten con mayor control cuando se les brinda atención médica en su propia casa.

Y aunque suene poco adecuado para ciertos casos, la investigación reveló que bajo esta metodología los pacientes tienen una menor probabilidad de reingreso dentro de los 28 días (2.3 por ciento frente a 3.6 por ciento) y tasas más bajas de muertes (0.3 por ciento frente a 1.4 por ciento) en comparación con ser hospitalizado.

Hospital en el hogar y COVID-19

La llegada de la pandemia ciertamente dificultó avanzar en la implementación generalizada de este modelo. Sin embargo, aunque suene irónico, esta crisis podría impulsar su adopción en un futuro.

En un corto plazo, se espera que el hospital en el hogar alivie la presión sobre el sistema hospitalario agudo, indican los autores. Mientras que a largo plazo, el incremento de los servicios de telemedicina y el monitoreo remoto que ha sido popularizado por COVID-19 posiblemente fomente esta nueva estrategia.

Referencia:

The ‘hospital in the home’ revolution has been stalled by COVID-19, but it’s still a good idea. https://medicalxpress.com/news/2020-05-hospital-home-revolution-stalled-covid-.html

Más en TekCrispy