La propagación pandémica del coronavirus que causa la enfermedad COVID-19 ha provocadouna crisis sanitaria y económica mundial. Esta enfermedad suele caracterizarse por síntomas de infección respiratoria aguda, pero puede mostrar otros síntomas que afecten al tracto gastrointestinal y al sistema nervioso central.

Solo un pequeño subconjunto de individuos infectados se enferma gravemente con riesgo de muerte, y aunque la edad avanzada y ciertas condiciones comórbidas se han identificado como factores de riesgo de resultados adversos, el curso clínico individual puede ser muy impredecible y dinámico, con un rápido deterioro de la condición respiratoria y hemodinámica.

Resultados adversos

Hasta ahora, se sabe poco sobre los hallazgos patológicos que subyacen a la presentación clínica de la COVID-19 grave y no se comprende del todo la pauta de los daños en los órganos causados por el SARS-CoV-2, coronavirus que causa la enfermedad COVID-19.

A la luz de las opciones actualmente limitadas para un tratamiento antiviral eficaz, contar con una mejor comprensión de la base morfológica de los resultados graves y mortales de COVID-19 puede ser fundamental.

Los investigadores explican que COVID-19 es una enfermedad infecciosa grave que afecta a todo el cuerpo y conduce en el curso severo a la falla de múltiples órganos.

En este sentido, un equipo de investigadores del Departamento de Patología del Hospital Graz II, en colaboración con la Universidad Johannes Kepler de Linz y las Universidades Médicas de Graz y Viena en Austria, realizó un estudio con el fin de desentrañar la base clínico-patológica de los resultados adversos en los pacientes con un curso fatal de COVID-19.

Los resultados de esta investigación revelaron que la enfermedad causada por el coronavirus, no solo puede provocar neumonía grave sino también trombosis en los pulmones y, posteriormente, insuficiencia multiorgánica que afecta a riñones, hígado y páncreas.

A todo el cuerpo

Para llegar a sus conclusiones el equipo de investigación realizó autopsias a pacientes que habían muerto por COVID-19 y analizó los resultados, encontrando que, aunque la enfermedad comenzó con daño pulmonar, esto generalmente fue seguido por trombosis en las arterias pulmonares y daños a otros órganos.

Los investigadores explicaron que aunque COVID-19 causa predominantemente inflamación de los alvéolos pulmonares, la reacción acompañante en las arterias parece desencadenar la coagulación de la sangre, lo que, especialmente en pacientes con enfermedad cardiovascular preexistente, puede ralentizar la circulación pulmonar, resultando en trombosis y una consecuente insuficiencia respiratoria que progresa rápidamente seguida por falla circulatoria, que es la causa principal de muerte en COVID-19.

El estudio reveló que la enfermedad causada por el coronavirus, no solo puede provocar neumonía grave sino también trombosis en los pulmones y, posteriormente, insuficiencia multiorgánica.

Pero COVID-19 también afecta una serie de otros órganos, como los riñones, el hígado, el páncreas, las glándulas suprarrenales y el sistema linfático. En referencia a estas observaciones, el doctor Michael Turner, catedrático en la Universidad Médica de Viena y coautor de la investigación, explicó:

“Lo que vemos es que COVID-19 es una enfermedad infecciosa grave que afecta a todo el cuerpo y conduce en el curso severo a la falla de múltiples órganos. Todavía no está claro si la enfermedad causa daño a largo plazo a los órganos afectados”.

Otros informes de pacientes con COVID-19 que han sufrido trombosis venosa profunda con embolia pulmonar y accidentes cerebrovasculares apoyan la premisa de que una mayor tendencia a la trombosis tiene implicaciones de largo alcance en COVID-19.

Si bien el papel de los anticoagulantes en la prevención y el tratamiento de estas trombosis aún no están claro, los hallazgos del estudio respaldan el llamado de los especialistas en coagulación para la necesidad de profilaxis de trombosis, incluso para pacientes no hospitalizados.

Referencia: Pulmonary Arterial Thrombosis in COVID-19 With Fatal Outcome: Results From a Prospective, Single-Center, Clinicopathologic Case Series. Annals of Internal Medicine, 2020. http://dx.doi.org/10.7326/M20-2566

Escribir un comentario