El doctor Richard C. Friedman, un psicoanalista cuyo libro publicado en el año 1988 “La homosexualidad masculina: una perspectiva psicoanalítica contemporánea” ayudó a normalizar la ciencia detrás de la homosexualidad, murió en su casa de Manhattan, Nueva York,  el 31 de marzo a la edad de 79 años.

En su obra, el doctor Friedman afirmó que la orientación sexual estaba vinculada principalmente a factores biológicos, ofreciendo una refrescante perspectiva médica y científica con respecto a un tema previamente dominado por las teorías de que la homosexualidad podría revertirse y por las narrativas freudianas que sugerían que los homosexuales estaban en un camino equivocado en el desarrollo.

La ciencia de la orientación sexual

Richard, nació el 20 de enero de 1941 en el Bronx; era el mayor de los tres hijos de William Friedman y Henrietta Fuerstein. Su padre era inspector de alimentos de la ciudad, y su madre, maestra.

En el año 1966, obtuvo su título de médico en la Facultad de Medicina de la Universidad de Rochester, pasando su carrera inicial como residente, y posteriormente, como jefe de residentes en psiquiatría en el Centro Médico Presbiteriano de Columbia. Se graduó del Centro de Columbia para el Entrenamiento e Investigación Psicoanalítica en 1978 y, en los años siguientes, se sumergió en la ciencia de la orientación sexual.

El 17 de mayo se conmemora el Día Internacional contra la Homofobia una forma de llamar la atención sobre la violencia y discriminación que sufren las personas las personas de la comunidad LGBT+.

Después de publicar su aclamado libro de 1988, Friedman continuó centrando en el estudio de la homosexualidad masculina, pero también amplió el alcance de su trabajo para hacer especial hincapié en el estudio de las mujeres.

En el año 1994, Friedman y su coautora, la doctora Jennifer Downey, publicaron “Artículo especial sobre la homosexualidad” en el New England Journal of Medicine, y también publicó un artículo sobre la homosexualidad femenina que fue nombrado la mejor publicación del Journal of the American Psychoanalytic Association en 1998. Una década más tarde, el mismo dúo publicó un libro titulado “Orientación sexual y psicoterapia psicodinámica: ciencia sexual y práctica clínica”.

El trabajo de Friedman finalmente ayudó a “normalizar” a las personas homosexuales y sus relaciones una década y media después de que la Asociación Americana de Psiquiatría decidiera en 1973 dejar de clasificar la homosexualidad como una enfermedad mental.

Adelantado a su tiempo

A pesar de esto, algunos en el campo de la salud mental que aceptaron que la homosexualidad no era una enfermedad, mantuvieron una postura conservadora y un cierto nivel de esperanza de que la homosexualidad aún podría revertirse. Un pequeño número todavía cree eso.

Pero Friedman utilizó estudios con gemelos idénticos y recurrió a la psicología del desarrollo para reforzar su caso de que la biología, no el medio ambiente, era el principal factor impulsor de la orientación sexual.

Este trabajo fue determinante para que en el año 1990, específicamente el 17 de mayo, la Organización Mundial de la Salud decidiera desclasificar la homosexualidad como un trastorno mental.

El Dr. Friedman afirmó que la orientación sexual estaba vinculada principalmente a factores biológicos, trascendiendo las controversias ideológicas de la época.

En conmemoración a este hecho, el año 2004 se designó el 17 de mayo como el Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia, como una forma de llamar la atención sobre la violencia y la discriminación que sufren las personas lesbianas, gais, bisexuales, transgénero, intersexuales y todas las demás personas con diversas orientaciones sexuales, identidades o expresiones de género, y características sexuales.

El trabajo sobre sexualidad del doctor Friedman estaba muy adelantado a su tiempo. El año pasado (2019), la Asociación Estadounidense de Psicoanálisis emitió una disculpa tardía por tratar la homosexualidad como una enfermedad, reconociendo que sus errores pasados ​​contribuyeron a la discriminación y el trauma para las personas de la comunidad LGBT+.

Las implicaciones del trabajo del doctor Friedman continúan teniendo un impacto hoy en día, y es uno de los principales argumentos que se presentan en la lucha contra la desacreditada práctica de la terapia de conversión sexual, que todavía es legal en muchos los países del mundo.

Aunque la causa de muerte del doctor Friedman aún no se ha determinado, según los informes, luchó durante años con problemas de salud, incluidas afecciones cardíacas y metabólicas. Le sobreviven una esposa, un hijo, dos hijas y dos nietos.

Referencias:

Dr. Richard Friedman, Who Debunked Homosexuality Myth, Dies at 79. New York Times, 2020. https://nyti.ms/2zDvAzg

Richard C. Friedman, MD. richardcfriedmanmd.com, 2020. https://bit.ly/2X1tam0

Escribir un comentario