Aunque Zoom se hizo muy popular rapidamente, no pasó mucho tiempo para que aparecieran quejas referentes a la seguridad de la plataforma. Este asunto resulta bastante problemático considerando que, Zoom está haciendo usado por miles de empresas para establecer comunicación durante la pandemia. En ese sentido, es posible que mientras se tocan temas confidenciales para una compañía o hasta en una reunión con amigos, seamos víctimas del llamado “Zoombombing”, es decir, usuarios que se cuelan en las reuniones de Zoom.

Si bien el servicio continúa siendo muy usado, al ser muy sencillo y amigable, queremos presentarte 3 consejos esenciales para mantener seguras nuestras comunicaciones en Zoom.

Bloquea tus reuniones

La primera capa de seguridad que debemos sumar a nuestras comunicaciones desde Zoom es la del bloqueo por contraseñas. De esta manera, cualquier usuario que quiera unirse a tu reunión deberá tener la clave de acceso para poder ingresar.

Para configurarla, solo debes hacer click en el botón “Seguridad” y ahí se desplegará la opción para configurar una contraseña.

Así, podrás despreocuparte por posibles trolls que puedan irrumpir en tu reunión de Zoom, asegurándote de que solo entren quienes tienen la contraseña.

Habilita la sala de espera

La sala de espera es otra excelente alternativa que funciona como capa de seguridad para evitar filtraciones en Zoom. Al habilitar esta opción, recibirás una notificación para admitir la entrada de cualquiera que quiera ingresar a la reunión. De esta manera, solo basta con ver quién está solicitando el acceso y admitirlo solo si se trata de un usuario que conocemos.

Mantén las videoconferencias de Zoom en el navegador con Zoom Redirector

Para activarla, haz click en el botón “Seguridad” y ahí encontrarás la opción para habilitar la sala de espera.

Evita el ingreso de usuarios sin cuenta

Uno de las opciones más atractivas de Zoom es que los usuarios pueden unirse sin necesidad de estar logueados, en carácter de invitados. En ese sentido, evitar el acceso a persona que no hayan creado una cuenta es otra manera que tenemos de asegurar nuestras reuniones, considerando que, los usuarios que se cuelan en las reuniones suelen evitar loguearse y dejar datos.

Para activar esta opción debes ir a la sección de configuración de tu cuenta Zoom en la web, puedes hacerlo desde este enlace. Desplázate hacia abajo y encontrarás la opción “Solo usuarios autenticados pueden unirse a las reuniones”, habilítala y así tendrás la tercera capa de seguridad.

Más en TekCrispy