Un nuevo articulo publicado por un grupo de investigadores señala que la tecnología de blockchain podría ser utilizada para difundir de forma segura todos los hallazgos asociados a la pandemia del coronavirus (COVID-19).

Con el avance del COVID-19 todos lo médicos, investigadores y empresas de salud han estado trabajando en desarrollar un vacuna que ayude a combatir y frenar de una vez por todas este feroz virus que ha acabado con miles de vidas a nivel mundial.

Blockchain como tecnología de protección de datos

Es por ello que, un grupo de científicos de la Vrije Universiteit Amsterdam, la Triall Foundatio, el Instituto Nacional de Salud Pública y Medio Ambiente de los Países Bajos y FutureLab publicaron recientemente un artículo en la revista Science que le otorga a la tecnología utilizada en el mundo de las criptomonedas una nueva función.

Una función que va más allá de monedas virtuales, pues de acuerdo con el informe la tecnología de blockchain podría ser utilizada para proteger los datos e intereses de los científicos e investigadores que trabajan arduamente en la cura del COVID-19.

Tratar de controlar el coronavirus podría ser devastador para países en desarrollo

Protección de información relacionada con el COVID-19

De acuerdo con la fuente, la tecnología blockchain podría usarse como método de difusión de información de los avances que vayan teniendo los investigadores en la vacuna contra el COVID-19 de forma segura.

Los investigadores señalan que debido a la reconocida trayectoria de la tecnología de Blockchain, esta ha demostrado ser una opción muy buena en la protección de datos, debido a que cuenta con un repositorio descentralizado que le ofrece a los investigadores la posibilidad de difundir los datos de investigación a personas de su entera confianza, y lo más importante, ofrece un rastro de investigación verificable a modo de conocer de dónde proviene la información.

Aunque esta tecnología no elimine todas las barreras al libre intercambio de información, se presenta como una muy buena idea en la actualidad, donde la mayoría de los investigadores están compartiendo de una forma nunca antes vista –sin protocolos, sin patentes de por medio– sus hallazgos contra el COVID-19.

Más en TekCrispy