El mundo aún no cuenta con una vacuna contra el nuevo coronavirus, y los expertos han advertido en numerosas ocasiones que este proceso podría tomar entre un año y medio como mínimo. Lo bueno es que actualmente ya hay varios proyectos avanzados que han obtenido resultados favorables y han iniciado ensayos en humanos.

Por su parte, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, hizo un anuncio importante respecto a este tema. Este viernes emitió una serie de comentarios en el Rose Garden de la Casa Blanca, entre los que coló algunos detalles de un esfuerzos de alta velocidad para crear una vacuna contra el coronavirus para finales de este año.

Operación Warp Speed

Sin embargo, durante los comentarios en el Rose Garden de la Casa Blanca el viernes que tuvieron que competir con las bocinas de los camioneros que protestaban, el presidente de los Estados Unidos también instó a las escuelas a reabrir en otoño e insistió: “Vacunas o no vacunas, estamos de regreso”.

La “Operación Warp Speed”, denominada así para hacer referencia a un término popularizado por Star Trek y otras producciones de ciencia ficción, promete un desarrollo a la velocidad de la luz. “Eso significa grande y rápido”, dijo Trump, “un esfuerzo científico, industrial y logístico masivo diferente a todo lo que nuestro país ha visto desde el Proyecto Manhattan”.

“Su objetivo es terminar de desarrollar y luego fabricar y distribuir una vacuna probada contra el coronavirus lo más rápido posible. Nuevamente, nos encantaría ver si podemos hacerlo antes de fin de año”.

Trump dijo que, evaluando todas los proyectos anunciados hasta ahora, se había creado una lista con las 14 posibilidades más prometedoras, y que el gobierno les proporcionaría financiamiento para acelerar el proceso.

La estrategia no solo involucra dinero, sino trabajo conjunto con el ejército de los Estados Unidos y otros países, a fin de acelerar el proceso de aprobación típico en este tipo de desarrollos y distribuir la vacuna en cuanto se haya confirmado y aprobado su eficacia.

“Nunca ha habido un proyecto de vacuna en ninguna parte de la historia como esta”, enfatizó. Según el informe, tres científicos supervisarán cada área de la Operación Warp Speed, y el Gustave Perna, un general de cuatro estrellas a cargo de la logística del ejército y la operación de la cadena de suministro, será el jefe de operaciones.

Haya o no haya vacuna, reiniciarán las actividades

El presidente también aprovechó la oportunidad para asomar sus planes de reactivar la economía estadounidense, incluso si las cosas no salen como espera respecto a la vacuna, una medida que ya está en proceso en otros países.

“Y solo quiero dejar algo claro. Es muy importante. Vacuna o no vacuna, estamos de vuelta y estamos comenzando el proceso y, en muchos casos, no tienen vacunas y aparece un virus o una gripe y ustedes luchan contra ella”.

Anthony Fauci, un experto en enfermedades infecciosas que estuvo presente durante la declaración de Trump, dijo el día martes ante el Congreso que “no hay garantía de que la vacuna sea realmente efectiva”.

Mientras que el jueves Rick Bright, el jefe expulsado de una agencia gubernamental que también está trabajando en una vacuna, le dijo al Congreso: “Normalmente, toma hasta 10 años fabricar una vacuna. Mucho optimismo gira en torno a un período de 12 a 18 meses, si todo sale a la perfección. Nunca hemos visto que todo salga a la perfección”.

Esto nos deja un poco incrédulos respecto al plan de Trump. Sin embargo, Moncep Slaoui, ex presidente de vacunas en GlaxoSmithKline, expresó optimismo respecto al nuevo plan. “Estos datos me hicieron sentir aún más seguro de que podremos suministrar unos cientos de millones de dosis de una vacuna para fines de 2020”, declaró. Pero el mundo queda a la expectativa de que esta meta pueda cumplirse.

Referencia:

Trump unveils ‘warp-speed’ effort to create coronavirus vaccine by year’s end. https://www.theguardian.com/us-news/2020/may/15/trump-coronavirus-warp-speed-vaccine-white-house

Escribir un comentario