Cuando hablamos del descubrimiento de una nueva especie, imaginamos a un equipo de biólogos o exploradores indagando en lugares exóticos y poco transitados por los seres humanos. ¿Pero qué tal la idea de descubrirlos mientras navegamos cómodamente por las redes sociales?

Profesionales del Museo de Historia Natural de Dinamarca de la Universidad de Copenhague reportó recientemente una nueva forma de parásito fúngico gracias a una foto con la que se topó una investigadora mientras revisaba Twitter.

Un milpiés con puntos extraños

Tal como lo hacen muchas personas en nuestros tiempos, la bióloga y profesora asociada Ana Sofía Reboleira, del Museo Nacional de Historia Natural, se desplazaba un día por Twitter. Pero su atención fue captada por una foto que compartió su colega estadounidense Derek Hennen de Virginia Tech, la cual mostraba un milpiés norteamericano con una peculiaridad.

Reboleira detalló la foto y notó algunos pequeños puntos en la superficie del milpiés, algo que hasta ahora no se había observado, al menos en los de Estados Unidos. La foto causó tal curiosidad que decidió indagar un poco más y junto con su colega Henrik Enghoff en las colecciones del museo en el que trabajan.

“Pude ver algo parecido a los hongos en la superficie del milpiés. Hasta entonces, estos hongos nunca se habían encontrado en los milpiés estadounidenses. Entonces, fui a mi colega y le mostré la imagen. Fue entonces cuando bajamos a las colecciones del museo. y comenzó a cavar”, explica Reboleira.

Troglomyces twitteri

Fue así como descubrieron varios especímenes del mismo hongo en algunos de los milpiés estadounidenses en la enorme colección del Museo de Historia Natural. Lo gracioso es que ninguno de ellos se había documentado antes.

Se trata de una especie de Laboulbeniales previamente desconocida, que corresponde a un orden de parásitos fúngicos pequeños y bastante raros que infectan a insectos y, por supuesto, milpiés. A este en particular lo llamaron Troglomyces twitteri, en honor a la

Foto del milpiés Cambala compartida por Derek Hennen en Twitter. Los dos círculos rojos indican la presencia del hongo. Crédito: Derek Hennen.

plataforma que en la que lo descubrieron.

Hongos laboulbeniales

Los hongos laboulbeniales son como pequeñas larvas que viven en el exterior de organismos huéspedes, e incluso en partes específicas de estos, como los órganos reproductivos de los milpiés en este caso.

Tienen un carácter parasitario muy acentuado, ya que perforan la capa externa del animal que hospedan a través de una estructura de succión especial y absorben los nutrientes. Y mientras una parte queda inmersa, otra sobresale.

Raboleira dice que no se sabe mucho sobre su biología, pero cree que pueden revelar ciertos aspectos desconocidos sobre el parasitismo, tanto desde el punto de vista de los parásitos como de los anfitriones.

Las redes sociales sirven para más de lo que creemos

Ante este curioso descubrimiento, Reboleira ha reconocido que este descubrimiento es un ejemplo de cómo compartir información en las redes sociales puede ser realmente útil y dar lugar a hallazgos inesperados.

“Hasta donde sabemos, esta es la primera vez que se descubre una nueva especie en Twitter. Destaca la importancia de estas plataformas para compartir la investigación y, por lo tanto, poder lograr nuevos resultados. Espero que motive a profesionales y profesionales. investigadores aficionados comparten más datos a través de las redes sociales”.

La autora destaca además que ciertas situaciones de crisis como la actual también estimulan este tipo de acontecimientos. “Esto es algo que se ha vuelto cada vez más obvio durante la crisis del coronavirus, un momento en el que a muchos se les impide ingresar al campo o los laboratorios”. Pero bien sabemos que la ciencia no puede detenerse.

Aunque no podemos dejar de mencionar la utilidad de una de las colecciones biológicas más grandes del mundo. Los museos son de gran importancia en casos de este tipo, ya que permiten identificar especies muy difíciles de identificar bajo otras circunstancias.

Referencia:

The first Laboulbeniales (Ascomycota, Laboulbeniomycetes) from an American millipede, discovered through social media. https://mycokeys.pensoft.net/article/51811/

Escribir un comentario