Al no contar con un tratamiento efectivo o una vacuna, los esfuerzos para controlar la propagación del coronavirus SARS-CoV-2, gente causal de la enfermedad COVID-19, se han enfocado en la aplicación de intervenciones no farmacéuticas, que incluyen la suspensión de actividades escolares, el cierre de comercios no esenciales, el distanciamiento social y la ordenanza de quedarse en casa, entre otras.

Previsiblemente, la imposición de tales restricciones genera un profundo perjuicio a la actividad económica y social, por lo que los organismos gubernamentales se encuentran analizando la mejor manera de elaborar una estrategia de salida de estas medidas, y de determinar cómo puede progresar la epidemia una vez que se levanten las restricciones.

Un enfoque cauteloso

La experiencia observada en lugares donde se han flexibilizado las restricciones, como el Corea del Sur y Alemania, muestra que tomar este tipo de medidas requiere de un análisis profundo en el que se evalúe pragmáticamente cómo reactivar las actividades económicas y sociales sin que ello represente un riesgo a experimentar olas de rebrote de la enfermedad coronavírica.

En este sentido, un estudio que analizó el impacto de las medidas de bloqueo actuales sobre la propagación de COVID-19, encontró que se requiere un enfoque cauteloso y medido para la flexibilización de las restricciones con miras a proteger a los sectores más vulnerables de la sociedad y apoyar al servicio de salud.

El escenario que minimiza las muertes por COVID-19 requiere la aplicación de un distanciamiento social a largo plazo que se extiende hasta que se pueda suministrar una vacuna.

La investigación, que fue realizada por un equipo de expertos de la Universidad de Warwick en Reino Unido, estima que, en ausencia de una vacuna, puede ser necesario extender la vigencia de las medidas restrictivas hasta mediados del año 2021.

Para llegar a sus conclusiones, los investigadores simularon una selección de escenarios para evaluar el impacto de diferentes enfoques de flexibilización de las medidas de distanciamiento social a partir de mayo de 2020, y evaluaron el impacto en el número estimado de pacientes que requieren tratamiento hospitalario y cuidados críticos, así como muertes.

Prevenir una posible segunda oleada

A tal fin, el equipo de investigación se basó en un modelo matemático detallado, el cual les permitió pronosticar el impacto a corto y largo plazo de la enfermedad en varios escenarios de flexibilización de las restricciones.

Este análisis reveló que una flexibilización significativa de las medidas de distanciamiento social podría conducir a un rápido resurgimiento de la enfermedad COVID-19, y por lo tanto, a una rápida sobrecarga al sistema de salud por una segunda ola epidémica considerable.

Los investigadores analizaron el impacto de las actuales medidas de contención de la pandemia sobre la propagación de COVID-19 en diferentes escenarios de flexibilización de las restricciones.

En contraste, la reintroducción y liberación de medidas estrictas a nivel regional que, aunque resulta en una larga cola epidémica que estiman se extienda hasta la segunda mitad de 2021, asegura que el servicio de salud esté protegido.

Las estrategias futuras investigadas incluyeron el impacto de la reducción del cumplimiento de las normas de cierre, el blindaje continuo de los grupos de edad avanzada, la flexibilización de las medidas para los más jóvenes, y la aplicación breve de medidas estrictas de distanciamiento social en áreas en las que los potenciales rebrotes comprometan la capacidad hospitalaria.

Para prevenir una posible segunda oleada, explican los investigadores, será necesario implementar estrategias en las que las medidas de distanciamiento social se suavicen lentamente, ya sea de forma gradual en toda la población o dirigiéndose a diferentes regiones o grupos de edad. En última instancia, el escenario que minimiza las muertes por COVID-19 requiere un distanciamiento social a largo plazo que debe mantenerse hasta que se pueda suministrar una vacuna.

Referencia: Predictions of COVID-19 dynamics in the UK: short-term forecasting and analysis of potential exit strategies. MedRxiv, 2020. https://doi.org/10.1101/2020.05.10.20083683

Escribir un comentario