Créditos:AI For Earth Microsoft

La inteligencia artificial (IA) y el machine learning (Aprendizaje automático), están marcando grandes avances a todos los ámbitos, otra la de las grandes aplicaciones de las nuevas tecnologías, está relacionada con la conservación de las especies en peligro de extinción.

Aplicación de IA para la conservación de la especie

Informes señalan que en los últimos cinco años, han muerto 10 guardabosques a causa de cazadores furtivos en Camboya, una cifra escalofriante y más debido a que se trata de personas que velan por cuidar la vida de las especies en peligro de extinción.

Debido a que la caza furtiva ha dejado a la antigua población de leopardos de Camboya cerca de la extinción, a 13 especies en peligro inminente debido a la captura de carne de animales silvestres, según Royal Society Open Science, y a solo 71 guardabosques para proteger y vigilar un área de 3,700 kilómetros, se hace necesario el uso de nuevas tecnologías para apoyar la batalla contra los cazadores furtivos.

Se trata del Asistente de Protección para la Seguridad de la Vida Silvestre (PAWS, por sus siglas en inglés), un software basado en inteligencia artificial que procesa grandes cantidades de datos para sugerir las rutas de patrulla más efectivas, gracias al aprendizaje automático.

Más preciso que la intuición humana

De acuerdo con el profesor Milind Tambe, un científico informático de USC Viterbi y cofundador del Centro de Inteligencia Artificial de la USC (CAIS), creador de PAWS, este sistema utiliza algoritmos basados en modelos matemáticos y teorías de juegos, para generar resultados de horarios aleatorios para las rondas de los guardabosques.

Esto ayudará a combatir la caza furtiva, ya que los cazadores no podrán “intuir” o identificar los patrones de patrulla explotables, es decir no podrán identificar cuando aparezcan los guardabosques.

Jonathan Palmer, jefe de tecnología oficial de la asociación SMART explica:

“PAWS brindará información sobre áreas protegidas en todo el mundo utilizando inteligencia artificial que ni siquiera era posible soñar hace cinco años”.

Esas ideas ayudarán a los guardaparques a proteger mejor la vida silvestre en todas partes”.

University of Southern California

Integración con SMART

SMART (Herramienta de Monitoreo e Informe Espacial), es una herramienta de seguimiento inteligente, que permite que los guardabosques gestiones y recopilen información incluso de amplia data histórica, referente a los santuarios solvestres, que permitirá identificar áreas que puedan atraer la caza y la tala ilícitas.

Cuando PAWS se integra con (SMART), será capaz de monitorear al menos 100 santuarios de vida silvestre en África y Asia a principios del próximo año, y hasta unos 600 en todo el mundo a fines de 2020, según Palmer.

Bistra Dilkina, profesor asistente de USC Viterbi en ciencias de la computación agregó: “Podríamos estar en 600 áreas protegidas en todo el mundo en más de 55 países. Eso realmente pondría a PAWS a la vanguardia del movimiento para combatir la caza furtiva en una escala global”.

Cabe destacar que SMART no puede predecir los puntos críticos de caza furtiva, una característica principal de PAWS, por lo que la combinación de ambas tecnologías, lo convierte en un poderoso sistema para proteger a las especies en peligros de extinción.

Este ojo artificial podría ser capaz de emular la visión del ojo humano

Resultados efectivos

Actualmente 24 guardabosques patrullan áreas identificadas por PAWS, logrando recuperar más de 1,000 trampas usadas para cazar animales tan solo entre diciembre de 2019 hasta fines de enero, un resultado considerable pues dobla la cifra alcanzada antes de usar el sistema. También encontraron 42 motosierras, 24 motos y un camión, según James Lourens, asesor técnico de aplicación de la ley para el Santuario de Vida Silvestre Srepok.

Países como Níger, comenzaron a adoptar la tecnología de drones para proteger a las especies de antílopes en peligro de extinción.

Otras soluciones inteligentes para la protección de especies

Conservation Metrics, es una startup que usa inteligencia artificial para ayudar a monitorear la vida silvestre. Este es utilizado por conservacionistas de la isla hawaiana de Kauai, donde existen dos especies de aves marinas: las cizallas de Newell (Puffinus newelli) y los petreles hawaianos (Pterodroma sandwichensis), que mueren por colisión con líneas eléctricas.

Básicamente este software pudo detectar las colisiones automáticamente y, durante los próximos años, tras analizar 600 horas de audio recopiladas en un total de 25 días, por el equipo Travers, quienes posteriormente aumentaron su recolección de datos a aproximadamente 75,000 horas por temporada de campo.

Proyecto Twins

Asimismo, el proyecto Wildbook, una plataforma  que puede almacenar gran cantidad de datos en la nube, utilizando cámaras digitales, análisis automático de imágenes, combinados con los algoritmos de visión por computadora y el procesamiento de Microsoft Azure, ayuda a los investigadores con el monitoreo y análisis a gran escala de estos animales y especies en extinción.

Este es solo un ejemplo de cuán efectiva puede ser la inteligencia artificial  y el aprendizaje automático para preservar las especies, debido a que lamentablemente las cifras de animales en extinción son extensas, así como los espacios para controlarlos.

Otra ventaja es que la inteligencia artificial se vuelve más accesible que nunca, siendo tan sencillo como el desarrollo de software con una increíble experiencia usuarios, pues con solo hacer click podrán acceder a una gran cantidad de información.

La inteligencia artificial tiene otra ventaja puesto que no existen rasgos de errores afectados por la fatiga o cansancio mental como ocurre con los humanos, por lo que podrían ser mejores para detectar patrones poco frecuentes o complejos.

Mientras que, el personal encargado de tales funciones no es tan amplio, sin duda se necesita de mayores capacidades para procesar la información, mejorar la eficiencia en el procesamiento de datos, análisis y recolección de información de las especies, siendo necesario el uso de IA para responder a estos análisis de forma rápida y eficiente.

Más en TekCrispy