Como si se tratara del “fin de una era”, luego de anunciar en enero el cierre de las puertas de Disney Shanghai –por el desconocido virus que ahora conocemos con la pandemia mundial del coronavirus–, la compañía del ratón ha decidido reabrir el parque temático con las medidas de seguridad necesarias.

Tal como lo hemos estado conversando, muchas partes del mundo están listas para volver a comenzar, sobre todo luego de que el coronavirus nos pusiera en pausa indefinida desde finales de febrero, principios de marzo.

Magia que da esperanza

En esta oportunidad, Disney ha tomado la decisión de reabrir las puertas de su parque temático en Shanghai, con todo y un nuevo reglamento de distanciamiento físico que, por ejemplo, prohíbe las fotos lado a lado con Mickey Mouse.

Si bien es cierto que la foto con Mickey Mouse y otros personajes de Disney era prácticamente el sueño de muchos niños cuando asistían al parque, creemos que es mejor contar con atracciones abiertas y con ciertas limitaciones que con nada de nada.

Sobre todo porque aunque no lo crean, saber que Disney Shanghai abre sus puertas, luego de tanto tiempo, es una especie de luz al final del camino. Como una especie esperanza y retorno a la “normalidad”.

La seguridad ante todo

Para visitar el parque, los asistentes deberán usar máscaras faciales de manera obligatoria, así como someterse a los controles de temperatura que se dispondrán en la entrada del establecimiento.

De la misma forma, Disney –como nunca antes– contará con una especie de cronograma de apertura: las entradas para asistir el día lunes, salieron a la venta el día viernes. Es decir, que ahora existirá una capacidad limitada al 30% de la capacidad habitual –que es de 80.000 personas–.

Por otro lado, solo los visitantes que cuenten con un “código verde” en la aplicación de salud actualmente vigente en China podrán ingresar al parque, donde se incluirán documentos digitales para garantizar la seguridad del resto y así estar certificados a moverse con “cierta libertad”.

Así como las fotos con los personajes quedan clausuradas, los desfiles y shows temáticos en la noche también. Definitivamente, la magia de Disney se disfrutará de una forma distinta; pero, es como comentábamos en líneas anteriores: es mejor un poco de polvo de hadas, que nada de magia.

Escribir un comentario