Los resultados de un reciente estudio llevado a cabo por un equipo de investigadores de la Universidad de Cornell añaden un ítem más a la ya larga lista de habilidades asombrosas de las células madre: la capacidad de desafiar a la muerte.

Los investigadores evidenciaron cómo las células madre, que pueden contribuir a crear muchas partes del cuerpo, no solo un órgano o parte específica, pueden posponer su propia muerte para responder a una lesión que necesita su atención.

Capacidad de recuperación

El estudio se realizó en planarios, pequeños gusanos planos –de ahí su nombre– frecuentemente utilizados por los científicos como organismos modelo para estudiar la regeneración, debido a su capacidad de recuperación de cualquier lesión mediante el uso de células madre.

Los resultados de la investigación podrían tener implicaciones para las terapias contra el cáncer, particularmente al examinar las opciones de quimioterapia y cirugía para los pacientes.

Para realizar la investigación, la primera en demostrar esta reacción en planarios, el equipo expuso a los pequeños gusanos a la radiación y luego sometió a la mitad de ellos a lesiones.

Los gusanos radiados que no habían sido heridos experimentaron niveles predichos de muerte de células madre a través de un proceso conocido como apoptosis. Sin embargo, las células madre de los gusanos heridos sobrevivieron, se reunieron alrededor del sitio de la herida y pospusieron sus muertes para generar una respuesta curativa.

Estos resultados podrían tener implicaciones importantes para la investigación y las terapias contra el cáncer, particularmente al examinar las opciones de quimioterapia y cirugía para los pacientes.

Profundizar en este conocimiento

Al respecto, la investigadora Divya A. Shiroor, académica en el Departamento de Medicina Molecular de la Universidad de Cornell y autora principal del estudio, comentó:

“Al comprender cómo las lesiones provocan que las células madre planarias resistan la radiación, esperamos identificar genes que, si se comparten con los mamíferos, tal vez puedan ayudar a perfeccionar las terapias existentes”.

Los planarios son pequeños gusanos planos frecuentemente utilizados como organismos modelo debido a su capacidad de recuperación de cualquier lesión mediante el uso de células madre.

Los planarios se usan comúnmente en la investigación básica debido a sus similitudes con los humanos, ya que al igual que nosotros, tienen células madre, órganos y genes similares, pero son mucho más hábiles para responder a las lesiones, gracias a su mayor volumen de células madre y a la falta de un sistema inmunitario desarrollado, lo que en humanos complica el proceso de curación.

Al identificar los mecanismos que gobiernan las células madre después de la herida en un sistema como los planarios, los investigadores también podrían aplicar este conocimiento diseñando células madre que respondan de manera similar en el cuerpo humano.

Los investigadores planean profundizar en la comprensión de cómo las células madre estresadas saben que hay una lesión y qué papel pueden desempeñar otras células en su respuesta. En ese sentido, ya han identificado un gen clave que se requiere para la persistencia de las células madre después de la radiación y la lesión, lo que prevén usar como un trampolín para una mayor exploración.

Referencia: Injury Delays Stem Cell Apoptosis after Radiation in Planarians. Current Biology, 2020. https://doi.org/10.1016/j.cub.2020.03.054

Escribir un comentario