Hoy en día, la tecnología ha abarcado muchos campos, y es que en un mundo donde nos topamos con miles de sistemas automatizados, el ámbito médico es uno de los que mayormente se beneficia de los avances tecnológicos.

Como prueba de ello, desde Ieso Digital Health presentan un artículo que plantea el uso de las herramientas de salud basadas en datos para hacer la psicoterapia más directa y accesible para los usuarios.

Psicoterapia y las herramientas de salud

Este artículo llamado JAMA Psychiatry, nos muestra una investigación “primera en su tipo” donde se utiliza “un modelo de aprendizaje profundo para cuantificar el impacto del lenguaje de los terapeutas durante las sesiones de psicoterapia”.

Algunas fuentes denominan la Psicoterapia como un tratamiento científico que promueve el análisis psicológico de las manifestaciones psíquicas o físicas de los seres humanos, un procedimiento que podría ser llevado más allá con el uso de algunas técnicas avanzadas de ciencia de datos.

La ciencia de datos como parte de la virtualización 

De acuerdo con la fuente, este trabajo se realizó mediante el análisis de más de 90,000 horas de transcripciones de terapia cognitiva conductual (TCC), las cuales fueron correlacionadas con los resultados clínicos de los pacientes con el uso del aprendizaje profundo.

Un trabajo que demostró cómo la tecnología se puede aprovechar para ofrecerle a los usuarios atención médica de forma precisa y confiable, al brindarle a los usuarios una ayuda personalizada ante una condición en particular –como la ansiedad por ejemplo–desde su smartphone.

Una ayuda personalizada

En este sentido, el estudio señala que al analizar los patrones de síntomas en decenas de miles de pacientes se encontró qué afecta a las personas y dónde hay experiencias comunes, características que permiten asociar cada “terapeuta” y “expresión” del paciente con conceptos clínicos de alto nivel, que permitirán conocer qué palabras deben decirse para cada persona.

Un nivel de atención que no se podría haberse logrado sin el uso de la big data y el aprendizaje profundo, tecnologías que ofrecen un importante avance en el mundo de la terapia y abren paso a la digitalización de ésta a través de los algoritmos basados ​​en evidencia del mundo real.

Aunque no es la primera vez que estas técnicas son utilizadas en el ámbito médico, representan un importante avance a nivel de servicios de atención médica digital, un área que se viene presentando de forma continua como la nueva cura digital.